ohl_libramiento_puebla
Redacción- Daniela Barragán-2015-06-02

A casi un mes de que fueran difundidos los audios de diversas conversaciones en las que se puede escuchar a funcionarios de Obrascón Huarte Lain (OHL) compartir información, celebrar acuerdos, decidir la forma en cómo sobornar a magistrados y cómo inflar los precios del Viaducto Bicentenario en el Estado de México, el saldo dentro de la empresa –aparte de las pérdidas en el mercado bursátil– es de apenas un funcionario destituido y un corporativo ofendido por una supuesta “guerra sucia” en su contra.

“Se volvió loco”, dijo Juan Miguel Villar Mir, director de OHL España, al referirse a Pablo Wallentin Crawford, entonces director de relaciones Públicas de la filial en México y quien fue destituido de su puesto el 27 de mayo pasado. Y parece que es el único loco en esta historia, porque el resto de los ejecutivos no han sido ni removidos ni señalados o investigados.

Wallentin, es uno de los protagonistas de los audios. Él es quien guía todas las conversaciones y expone a otros funcionarios las maniobras y los términos de los pasos siguientes en los proyectos de la empresa. Sin embargo, los interlocutores le comparten información, le explican los escenarios actuales y los posibles, pero estos no han sido recordados por los directivos. Por el contrario, el día de ayer la empresa anunció que Gerardo Fernández Reyes, director jurídico de OHL México, no sería destituido, sino aislado de los procesos judiciales que actualmente se están realizando.

Fernández Reyes es con quien Wallentin se pone de acuerdo para el pago a magistrados mexicanos:

–No, bueno, pues yo no le puedo dar al Magistrado el cheque.

–Entonces, ¿cómo quieres que lo hagamos?

–No, pues no hay otra forma. O sea, no hay otra forma: o se hace como siempre, o no hay otra forma. ¿Cómo? Como hay apoyos ahí, a esa gente, de otra forma, de otra…

La llamada sugiere que se pagan sobornos en efectivo.

Tan solo en 25 días de mayo, las acciones de OHL sufrieron una baja del 31.79 por ciento, lo que se traduce en una disminución de 16 mil 559 millones de pesos en el valor de su capitalización.

Villar Mir está enojado y lo ha hecho evidente frente a sus accionistas y frente a la empresa. Ha denunciado, que la empresa y sus accionistas son víctimas de una campaña de difamación, de desprestigio y de manipulación.

“Un solo empleado se ha saltado nuestro código. Hay que estar verdaderamente loco para pensar eso de una empresa modélica”, expuso ante la prensa el empresario y también ex funcionario del Gobierno español al defender la ética de su compañía. Pablo Wallentin, insistió, “se volvió loco. ¿Quién va a intentar comprar a un juez?”, dijo en referencia a los presuntos sobornos que ese ejecutivo planteaba pagar a magistrados en México.

OTRO ORQUESTADOR

José Luis Muñoz es el director de Planeación Financiera de OHL México y con él, de acuerdo con las grabaciones, Wallentin establece las condiciones de los proyectos y resuelve las dudas planteadas por Juan Andrés de Oteyza, quien a pesar de advertirle al ex director de Relaciones Públicas que está realizando un fraude, no lo detiene ni lo denuncia. Pasa lo mismo con Jesús Campos López, Director Técnico de OHL en una de las llamadas del sábado 10 de enero entre él y Wallentin, en la que se dice que quien más sabe “del tema” del Viaducto Bicentenario, que pasó de tener un costo de 4 mil millones de pesos y terminó en 9 mil millones de pesos, es José Luis Muñóz. De Oteyza se habla de reuniones en las que sólo tiene que reafirmar los acuerdos.

La llamada número 2, con fecha del 10 de enero de 2015, es la que establecen Pablo Wallentin y José Luis Muñoz y hablan sobre la planeación y presentación de uno de los proyectos. Tras la pregunta del primero, “Estamos metiendo gol, ¿verdad?” comienzan a establecer el manejo que harían del proyecto en el que modificarían la Tasa Interna de Retorno (TIR), que establece la cantidad de rendimientos futuros que se esperan de una inversión; hablan de modificaciones a la baja y señalan que se trata de acciones insignificantes al tratarse de proyectos con duración de más de 30 años. Wallentin confirma con Muñoz todos los movimientos, los gastos y las ganancias.

Las conversaciones señalan una negociación para incrementar las previsiones de tráfico de la autopista Viaducto Bicentenario “con todas las mañas del mundo”, de un “desmadre en la construcción” y de cómo la compañía “salió forrada” con una obra cuyo coste se triplicó con respecto a las previsiones iniciales.

El Viaducto Bicentenario le fue otorgado a OHL en 2008 por el entonces Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con una inversión inicial fue de 10 mil 71 millones de pesos. Pero, de acuerdo con las grabaciones filtradas, la intención era elevar la cantidad a 12 mil millones de pesos.

Derivado de esto, Juan Andrés de Oteyza es uno de los implicados directos, ya que a pesar de que en las grabaciones se escucha molesto y grita a Wallentin en varias ocasiones que está realizando un fraude, hasta el momento no ha emitido declaración alguna.

En una llamada de Wallentin y Oteyza, éste último se dice sorprendido de una solución tan fácil, refiriéndose a las nuevas inversiones y al ajuste de las tarifas que aumentarían en 2017 y 2018. Sale también en la conversación Juan Osuna Gómez, vocal de OHL España, con quien hablan de rendir cuentas sobre las futuras inversiones y quien promueve en Madrid los negocios que se están realizando en México.

“Otra vez el señor Osuna se cree más listo que todo el mundo, es un gandalla y quiere que le suban por delante todas las tarifas y luego él, a ver cuándo y cómo decide hacer las extensiones […] lo que yo creo es que, como los aumentos de tarifas están ahí condicionados en el tiempo hasta el año 2017 y 2018, pues que se diga que suben las tarifas tal y como están calculadas […] estarán condicionados a que se arranquen estas obras”, dice Oteyza.

–¿Cuándo se van a hacer esas ampliaciones?

– Cuando el tráfico llegue a 55 mil.

– No, ya lo sé, eso ya lo sé… cuando estamos creyendo que eso va a ocurrir.

– No sé.

– Pusieron ya la inversión que implicaría llegar hasta la etapa 3?

– No, pero lo están […] lo que están poniendo es que con 100 por ciento de capital propio nos están llevando a la quiebra y por esos aumentos, el truco es la etapa 2 la vamos a hachar hasta el año 2023 y queremos cobrar por delante como si ya lo estuviéramos haciendo.

– Pero no la tres?

– No, la 3 no. Sólo la 2.

– Bueno, porque la 3 sería verdaderamente Pablo, la 3 sería verdaderamente un fraude, eh? Eso ya incurres en un fraude! Estás seguro de que no están poniendo los gastos del la inversión tres?

– No, estoy seguro.

Sin embargo, en una sexta llamada, Wallentin se desdice y admite que los precios de la fase 3 están incluidos. Oteyza pide que no se le incluya:

– ¿Están metidos en la corrida que se iniciará en el año 33?

– Estamos cobrando por adela.

– ¡Por eso! ¡Entonces ya cobraste en el año 18 las tarifas y luego en el año 30 decides que siempre no! Es un fraude de ley, Pablo.

– Eso se va a ver en el año 30 cuando digamos que no se va a hacer y ya no estaremos ahí nosotros.

– Nadie, nadie estará allí. Estaremos todos muertos, bueno, yo por lo menos.

– Tu, Pablo, mantente al margen, tu mantente al margen, que defienda el señor Osuna.

CRISIS DE ÉTICA

Tras la salida de Wallentin, académicos dijeron a SinEmbargo, que más allá de las tácticas que cada empresa maneja para salir de este tipo de situaciones, quedaba reflejada una crisis de ética que no puede solucionarse con sólo despedir a un funcionario.

Sylvia Meljem Enríquez, investigadora del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), señaló que han sido pocos los intentos por controlar este tipo de prácticas que parece que se han convertido en la única vía para entrar al mercado mexicano. Consideró que uno de esos esfuerzos es el Código de Ética Empresarial realizado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en 2010.

Dicho documento surge de los actos de corrupción entre empresas y gobierno, y que ha provocado pérdidas económicas de dimensiones inimaginables e incalculables, “por cohecho, enriquecimiento ilegítimo o fraude”.

De acuerdo con Meljem, el documento del CCE que fue analizado por el ITAM, es ahora una herramienta positiva, pero que en pocos casos las empresas han decidido trabajar en este tipo de acuerdos, tanto para elaborarlos, como para adherirlos a sus trabajadores.

“Son prácticas difíciles de erradicar, pero los cambios deben empezar desde la cúpula, parte de su sistema de gobernanza empresarial que debe respetar un código de ética que permee en la cultura de toda la empresa. En este caso está pasando todo lo contrario, se quita al señor que estuvo responsable y los actos son considerados como hechos aislados”, expuso.

El viernes 28 de mayo pasado, las acciones de OHL que se cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cayeron en un abismo luego de que, un día antes, el Presidente de OHL diera la cara en Madrid para culpar a un ex funcionario de las acusaciones de corrupción. La acción llegó a perder más de 10 por ciento, como un reflejo del nerviosismo de los inversionistas por el futuro de una compañía que depende fundamentalmente de contratos con gobiernos locales y, en general, del gobierno federal.

Las grabaciones difundidas de manera anónima sugieren que para alterar precios y ajustar concesiones para su beneficio y en perjuicio de los mexicanos, OHL habría incurrido en compra de jueces y también de autoridades del gobierno del Estado de México que dirige Eruviel Ávila Villegas.

Ese viernes, la filial de la constructora española acumulaba una pérdida de 14 mil 307 millones de pesos en valor de mercado desde el origen del escándalo de audios. Las acciones de la OHL México cerraron el con un desplome del 26.9 por ciento respecto al cierre del 5 de mayo, un día antes de que se difundiera el primer audio en YouTube.

Esos mismos días, la empresa Tecnología Aplicada Infraiber denunció que la constructora falsea información a la BMV, por lo que solicitó emitir las sanciones correspondientes. Mediante un documento enviado a la Bolsa Mexicana y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), firmado por Omar González Nuncio –representante legal de Infraiber–, se acusó a OHL de “engañar” al público inversionista e incumplir el artículo 368 de la Ley del Mercado de Valores.

SinEmbargo.mx/AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO