Para el economista e investigador universitario Rafael Arias Hernández, el manejo de la deuda pública no ha sido lo eficiente que debiera, y “hay responsabilidad directa de los que manejan las finanzas y de quienes fiscalizan”, dice a alcalorpolitico.com. Señala que ni el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), al igual que la Comisión de Vigilancia del Congreso local, la Contraloría General y la Secretaría de Finanzas (Sefiplan) han sabido darle la orientación correcta a ese asunto, siquiera para atenuar el impacto sobre la implementación de las políticas públicas. Además, considera que la reestructura de la deuda solo ampliaría el plazo de la misma, es decir, este asunto va para largo.