MIERCOLES26DEAGOSTOCiudad de México, 26 de agosto (SinEmbargo).– La opacidad, falta de rendición de cuentas, así como prácticas institucionales que evitan el buen ejercicio democrático, la libertad de expresión y de información son los grandes pendientes de los gobiernos federal y estatales, respecto a su gasto en publicidad oficial.

De acuerdo con Fundar Centro de Análisis e Investigación AC y ARTICLE 19, Oficina para México y Centroamérica, tanto las entidades como el Gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto, tienen serios problemas de sobreejercicios en cuanto a lo que destinan para propaganda institucional y su marco regulatorio.

David Mora Vera, oficial adjunto del programa de Derecho a la Información de Artículo 19, refirió que esto se debe a una especie de status quo, debido a que al no haber regulación se beneficia tanto a medios como a la clase política, lo que puede ser un “efecto nocivo” en cuanto a la libertad de expresión y de información.

“El tema es que tiene el potencial de censurar indirectamente, es un juego de poder complejo de gobierno medios, les conviene tener medios complacientes, lo pueden obtener a través de la publicidad oficial, a la vez los medios tiene una fuente de ingresos muy buena a través de la publicidad oficial, dijo.

Tan sólo en 2013, 27 entidades gastaron 5 mil 639 millones de pesos en este rubro, mientras el Gobierno federal destinó 7 mil 611 millones de pesos. Los estados superaron 1.4 veces más los recursos de lo que tenían presupuestado para 2013, Peña Nieto lo superó en 48.8 por ciento.

En dos años de gobierno, el Presidente ha erogado en total 14 mil 663 millones de pesos para esta área, pese a que desde el 13 de julio de 2012 se comprometió a regular la publicidad oficial.

Sin embargo, el gasto excesivo no es sólo una característica del Ejecutivo federal. Las organizaciones documentaron también casos en los estados en los que los gobernadores han utilizado el recurso destinado para esta cuestión en “culto a la personalidad” y han desdeñado la utilidad pública de esta información.

Tal es el caso del mandatario chiapaneco Manuel Velasco Coello y el de Puebla Rafael Moreno Valle, quienes han inundado con su imagen otras ciudades no pertenecientes a los limites del territorio que gobiernan.

En cuanto a la distribución de los recursos por tipo de medio, destaca el presupuesto que algunos Ejecutivos destinan a empresas de televisión como Televisa y TvAzteca que concentran el 83 por ciento del total de dinero gastado por las dependencias del gobierno federal en publicidad oficial en 2014.

La televisión, en el caso de los estados, ocupó el segundo lugar como medio de comunicación al que mayor presupuesto público se le asignó con un mil 029 millones de pesos, el 30 por ciento del total destinado, en 2013.

Para las organizaciones que realizaron el informe Libertad de expresión en venta. Acceso a la información y censura indirecta en publicidad oficial, “es preocupante que no se presenten mejoras significativas en el acceso a la información del gasto en publicidad oficial desde la primera publicación del Índice. Es decir, las entidades federativas no han asumido este gasto desde un deber de transparencia y el acceso al mismo, consecuentemente, sigue siendo precario”.

Paulina Castaño, investigadora del área de Transparencia y Rendición de Cuentas de Fundar que participó en el proyecto de Publicidad Oficial, resaltó que no ha habido avances sustantivos en cuanta a la regulación de la publicidad oficial, sí ha habido gastos exorbitantes, por lo que afirmó que urgen mecanismos o para poder regular la publicidad oficial y en ese aspecto no se ha avanzado mucho.

“No hay voluntad política por parte del gobierno en general para la regulación oficial”, comentó.

OPACIDAD Y RENDICIÓN DE CUENTAS

RECUADRO_per-capita

Las organizaciones destacaron el caso de Ciudad Juárez, en Chihuahua, como ejemplo de opacidad en gastos de publicidad y el excesivo recurso que otorga para esto. Según un estudio sobre compras públicas presentado por Ciudadanos por una Mejor Administración Pública (CIMAP), en el periodo enero-junio de 2014, el 47.7 por ciento de las compras públicas del ayuntamiento se realizaron para publicidad oficial, lo que es mayor al presupuesto que se da a obras públicas (que equivale al 12.63 por ciento), seguridad pública (18.65 por ciento) y rebasa de manera sustancial lo invertido en desarrollo social (0.04 por ciento) y educación y cultura (1.67 por ciento).

Con apoyo de Plan Estratégico de Juárez, encontraron que en 2014 el gobierno ejerció más de 120 millones de pesos en publicidad. Sin embargo resaltó que otorgó más de 600 mil pesos en sitios de Internet que no existían como www.920noticias.net y www.notienfoque.com; sin embargo después de una denuncia pública que se hizo, las páginas actualmente se encuentran activas.

Artículo 19 y Fundar señalaron que en cuestión de transparencia y rendición de cuentas, la comunicación social en Juárez pasa por “una crisis mayor en estos rubros”.

Pero, en general, la opacidad no ha logrado ser revertida.

En total para esta edición, tres estados  no respondieron ni entregaron información alguna frente a las solicitudes (Guerrero, Quintana Roo y Tamaulipas). De los estados que sí otorgaron información, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua destacan como los que más ejercieron recursos para esta área.

Sin embargo, casi el 50 por ciento de los 27 estados analizados gastaron más de los presupuestado para 2013, sólo nueve ejercieron menos recursos y 3 se mantuvieron en los mismos niveles que el índice anterior.

En conjunto, en el concepto de publicidad oficial, las entidades federativas ejercieron 1.4 veces más recursos de lo que tenían presupuestado para 2013. En términos absolutos, se excedió por mil 688 millones de pesos el presupuesto inicial, gastando al final del año 5 mil 639 millones de pesos.

“Es un deber fundamental identificar y controlar los sobreejercicios, pues de estos se infiere ausencia de planeación en la ejecución del presupuesto. Además de lo anterior, al ser un resultado que se repite anualmente, de los sobreejercicios se pueden intuir cuando menos dos cuestiones: voluntad insuficiente para considerar un sistema de ejercicio presupuestario basado en resultados, y un contrapeso débil tanto de los Congresos estatales respecto a la ejecución como de las Contralorías para la vigilancia y fiscalización presupuestaria”, consideraron las organizaciones.

Por otra parte, sólo diez entidades hicieron entrega de información relacionada con la medición del impacto de sus campañas. De éstas, Coahuila, Estado de México, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tlaxcala y Yucatán hicieron públicos los resultados finales de las campañas; y dos, Distrito Federal y Guanajuato, entregaron la documentación completa del proceso de evaluación.

Para los especialistas de Fundar y Artículo 19, el panorama no va a cambiar hasta que no exista un mecanismo de regulación y rendición de cuentas respecto a la publicidad oficial y en ese sentido el Congreso está en deuda con los ciudadanos al no legislar a favor.

LOS MEDIOS OFICIALESCaptura-de-pantalla-2015-08-25-a-las-10.54.17

En 2014, de acuerdo a la distribución por tipo de medio, la televisión fue la que atrajo la mayor cantidad de recursos erogados por el Gobierno federal en publicidad oficial. En total, 30 por ciento del gasto anual se destinó a este tipo de medio.

Dentro de la información aportada por el Sistema de Comunicación Social (Comsoc) se destaca que en 2014 Televisa, S.A. de C.V. y Estudios Azteca, S.A. de C.V. fueron las dos compañías que más contratos obtuvieron, sumando en conjunto más de mil 779 millones de pesos, derivados de la publicidad del gobierno federal en diversos medios (televisión, radio, internet y medios impresos).

El tercer proveedor, Estudios Churubusco, les sigue con el 3.6 por ciento del total ejercido, Grupo Fórmula con 3.25 por ciento y la Organización Editorial Mexicana con 3.16 por ciento y a partir de este lugar, ningún otro medio acumula más del 3 por ciento del gasto ejercido.

En el caso de los estados, en el último año que se tiene registro que es el 2013, los medios impresos fueron el medio de comunicación al que mayor presupuesto público se le asignó. Su participación, que equivale al 37 por ciento, suma mil 273 millones de pesos.

La televisión ocupa el segundo lugar, con un total de mil 029 millones de pesos, o 30 por ciento del total erogado con destino conocido. A estos dos sigue la radio con 18 por ciento o cerca de 622 millones, otros medios con 321 millones e internet con 166 millones.

Esta configuración en la distribución contrasta con la correspondiente a 2012. En ese año fue la televisión y no los medios impresos el tipo de medio que concentró la mayor cantidad de recursos, superando a la radio con más de 500 millones de pesos. En efecto, en ese año la televisión concentró mil 041 millones de pesos, o el 43 por ciento del total erogado con destino conocido; mientras que en el segundo lugar, la radio, se ejercieron 576 millones o 23 por ciento. Los medios impresos ocuparon un tercer puesto, con 541 millones de pesos o el 22 por ciento del total.

El salto que dieron los medios impresos para la presente edición es equivalente al 135 por ciento o 732 millones de pesos.

En este caso, mientras Colima y Guanajuato mantienen un cierto equilibrio en la asignación del presupuesto entre los distintos tipos de medios de comunicación, Tlaxcala, Hidalgo y Tabasco concentran fuertemente su gasto en medios impresos (79, 57 y 53 por ciento, respectivamente). Por otro lado, el Estado de México y el Distrito Federal sobresalen respecto al gasto en televisión, con una concentración de 54 y 51 por ciento respectivamente.

David Mora explicó que debe haber una ley que incluya a una instancia que apoye la contratación de pauta gubernamental, porque a veces está tan corrompida la publicidad que es difícil saber “dónde empieza la propaganda del gobierno y dónde el hecho noticioso, lo que causa muchos prejuicios a la democracia y a libre transición de la información”.

Libertad

Ver esta informaciòn en:

http://www.sinembargo.mx/26-08-2015/1463119