Por si no bastaran las simples argumentaciones que apoyan la instalación de una estatua en la ciudad de Orizaba, el vicepresidente del Consejo Coordinadora Empresarial (CCE) en la zona Córdoba- Orizaba, Mario Ríos Alvarado, aduce que el balance histórico sobre lo que hizo el dictador el impulso que dio al país le es favorable y que la colocación de la estatua atraerá a pluviosilla personas que deseen verla, pues “es la primera en el país” y remata su disertación con una lección de historia: “como novedad sí ayudará a Orizaba, pero si se ve del lado histórico y los beneficios que dejó Porfirio Díaz, creo que sí es bueno darle su lugar al expresidente”.