banco-de-mexicoMéxico, DF. La volatilidad en los mercados financieros no ha causado una salida neta de capitales del país, aseguró este martes el Banco de México. Sostuvo que la depreciación del peso, que esta semana tocó mínimos históricos frente al dólar, obedece a un incremento en la demanda de coberturas cambiarias por parte de inversionistas, que buscan mecanismos de protección ante el entorno externo.

Sin embargo, lo que sí ha ocurrido es una disminución en el ritmo de ingreso de inversión financiera a los mercados bursátil y de bonos, de acuerdo con información de la balanza de pagos, difundida esta mañana por el banco central.

En el primer semestre del año, la inversión en cartera, es decir, en instrumentos bursátiles y bonos emitidos por el gobierno y empresas, disminuyó a 19 mil 326 millones de dólares, 39.5 por ciento menos que en el mismo periodo de 2014, cuando fue de 31 mil 924 millones de dólares, reportó el Banco de México.

La economía mexicana continuó captando recursos a través de la cuenta financiera que permitieron el financiamiento holgado del déficit de la cuenta corriente, que es la que mide la diferencia entre la salida e ingreso de divisas por operaciones de comercio exterior, pago y contratación de deuda, turismo y remesas, principalmente.

En el primer semestre del año, el déficit de la cuenta corriente fue de 16 mil 567 millones de dólares, nivel prácticamente similar al del mismo periodo de 2014, cuando se situó en 16 mil 294 millones de dólares, reportó el banco central.

La captación de recursos financieros para cubrir el déficit de la cuenta corriente, apuntó, se ha dado en un entorno en el que los mercados financieros internacionales experimentaron una elevada volatilidad debido a la perspectiva de que la Reserva Federal comenzará a aumentar su tasa de referencia en este año, a la situación de Grecia, a los problemas en los mercados financieros en China, así como a los menores precios de los bienes primarios que han propiciado un deterioro en los términos de intercambio de diversas economías emergentes.

“La persistencia de elevados niveles de volatilidad en los mercados financieros del exterior se vio reflejada en los mercados nacionales. En particular, si bien no se observaron salidas netas de capitales, el ajuste en la exposición de riesgos del portafolio de los inversionistas generó una mayor demanda por coberturas cambiarias en los mercados de derivados, lo cual contribuyó a que el peso experimentara una depreciación frente al dólar”, explicó.

México registró un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos de 7 mil 980 millones de dólares en el segundo trimestre y acumuló un saldo negativo equivalente al 2.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer semestre del año, informó el banco central.

México, estrechamente ligado a la economía de Estados Unidos, proyecta registrar un déficit en cuenta corriente del 2.6 por ciento del PIB en 2015.

Ver esta información en:

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/08/25/empeora-la-balanza-de-pagos-reporta-el-inegi-4466.html