Porfirio
Nora Gabriela Lira

Orizaba- 2015-09-0112:37:51-

En medio de protestas y gritos de asesino y traidor, este martes se develó en la Plaza Bicentenario la estatua de Porfirio Díaz, evento al que asistieron descendientes del general, pero en el que no contó con la presencia de representantes del gobierno del estado ni federal.
El evento, en el cual estuvieron presentes Mónica Díaz, María Eugenia Díaz, Eduardo Díaz e Ignacio Díaz, bisnietos del general, dio inicio con una exhibición de las banderas históricas, en donde no podía faltar la Bandera Siera, antecedente del actual lábaro patrio.

Así como el alcalde Juan Manuel Diez señala que si tiran la estatua de Porfirio Díaz la volverá a levantar, así le decimos que la volveremos a tirar, expresaron militantes del PT, Morena, obreros e integrantes de otras agrupaciones que este martes protestaron por la instalación de una estatua del general en esta ciudad.

Porfis

Pese al controlado acceso que se tuvo a la Plaza Bicentenario, el cual era vigilado por policías municipales y empleados del ayuntamiento, una joven logró colarse y en pleno acto arrebató el micrófono a los conductores del evento para gritar de manera reiterada: ¡asesino!, mientras un grupo de manifestantes, desde el puente de Poniente 3, lanzaba también reclamos.

Tras hacer una remembranza de la vida y obra de Porfirio Díaz, correspondió al alcalde Juan Manuel Diez Francos dar unas palabras.

“Este monumento se hace en reconocimiento al patriota. A ese soldado que llegó a ser general. Siempre peleando por la soberanía nacional, aquel que recibió heridas en los campos de batalla defendiendo a México, pero también al presidente de la República que supo gobernar a un país en tiempos difíciles”, expresó el edil en su mensaje.

El ex presidente, resaltó, dio a los mexicanos orden y progreso, justo lo que siempre se había querido y que hoy se sigue anhelando.

“José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, el militar, el presidente, durante su mandato, que no fue corto, la historia nos marca muchos claroscuros, pero al final, don Porfirio nos entregó un país mucho mejor que el que recibió”, destacó.

Diez Francos indicó que durante el porfiriato, Orizaba fue especialmente privilegiada y se le conoció como “La Manchester Veracruzana”, y como su padre decía: la ingratitud es la amnesia del corazón, pero en esta ciudad no hay malagradecidos y por ello se le reconoce.

Agregó que a 100 años de su muerte, don Porfirio no descansa en paz, porque está lejos del país que defendió y sin duda su deseo sería estar aquí.

En este acto estuvieron presentes los alcaldes de Ixtaczoquitlán, Aquileo Herrera Munguía, y de Atzacan, Roberto Romero Alvarez.

LOS MEMES 

En las redes sociales de desataron los memes con motivo de la estatua, sobre todo aludiendo a su falta de proporción y a que no se parece a las imágenes existentes del dictador.

1

2

3

4

56

7