La rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, señala que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) no ha depositado a la casa de estudios 4 mil 828. 2 millones de pesos en subsidios estatales y federales desde 2013 al 2015. Los asistentes al informe, Flavino Ríos incluido, pudieron comprobar que en 2013 quedaron pendientes 867.9 millones, en 2014 mil 008 millones de pesos y en 2015, 2 mil 058 millones de pesos. Este desfase financiero ha provocado severos daños económicos a proveedores de bienes y servicios. Sobreviven financieramente porque los recursos federales ya no se triangulan con Sefiplan pues se depositan directamente a la cuenta bancaria de la Universidad Veracruzana. Y para que no se olvide la rectora señaló: “Estos subsidios son los recursos que la sociedad, en su conjunto, destina a través de nuestros gobiernos para asegurar la educación universitaria de calidad a nuestros jóvenes veracruzanos, mexicanos. La falta de estos subsidios implicaría la extinción de la universidad pública.”