Aunque reconoce que iniciativas de “algunos diputados no cumplen con el rigor jurídico que se establece, o algunas ya se contemplan en otras leyes”, es decir, no se asesoran y no atinan a bien legislar, el profesor Juan Nicolás Callejas asegura que el Congreso local, que cuesta a lo veracruzanos 616 millones de pesos cada año, no es improductivo. Para reforzar su dicho menciona que se han aprobado “más de cinco mil dictámenes de todo tipo” con más de 616 millones de pesos tan sólo este año. No entró en detalles para señalar cuánto de lo que han aprobado corresponde a iniciativas del Poder Ejecutivo, y cuáles son las elaboradas en el seno del legislativo, ya que la apreciación ciudadana señala que hasta ahora sólo se dedican a levantar el dedo para aprobar sin revisar lo que les mandan, de tal manera que en la relación costo-beneficio nos quedan a deber, es decir son muy caros y sin beneficio para la población veracruzana.