El fuego cruzado de las declaraciones entre el gobernador del estado Javier Duarte y los senadores priístas José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa acapara redes sociales y columnas políticas de medios locales y nacionales.

A estas horas, el tira-tira mediático seguramente también habrá prendido focos rojos en diversas oficinas de la capital del país, principalmente en la Secretaria de gobernación y en la Secretaria de hacienda y por supuesto en el PRI nacional, no hay que olvidar que los prospectos a suceder a Duarte de Ochoa operan cada quién por su lado, con sus conexiones nacionales.