Journal Veracruz
Por Camilo González
03 de septiembre de 2015

Morena-PRD-MC: 800 mil votos

Dice AMLO que un hombre que reconozca que los Chuchos se vendieron al mejor postor podría ser el próximo abanderado de una alianza PRD-Morena para la mini-gubernatura jarocha, que de mínima no tiene nada, ni de pequeña.

Veracruz es el tercer estado en importancia para la federación. Si bien es cierto que no colinda con los Estados Unidos, ni forma parte del prioritario pacífico, la importancia histórica, comercial y cultural del Puerto puerta de América es fundamental, sobre todo porque sigue siendo de este lado del país, en el Golfo, el puerto de mayor comercio internacional, y que tiene además otros dos puertos de considerable tamaño, Tuxpan y Coatzacoalcos.

Lamentablemente en el terreno cultural fuimos abandonados. Se fue el Hay Festival, se fue la oportunidad de conmemorar a José Emilio Pacheco, se está yendo el tiempo para celebrar los 500 años de fundación de Veracruz.

PAN: 1 millón 200 mil votos

El PAN considera oportuno fomentar una política aliancista, sin embargo, los cambios en el PRD nacional auguran una limpia de principios y por ende, de “cuadros” rojos. De esta manera, si en los subsecuentes meses Uriel Flores y Cuitláhuac García logran con la limpia sacar a Sergio Rodríguez y calmar a Rogelio Franco, que más bien sería purga considerando las potenciales facultades autoritarias de AMLO, en el PRD se concretaría una alianza de las izquierdas (donde Dante Delgado sale sobrando pero sin dejar de utilizar recursos públicos de hecho, pues el pragmatismo se queda en el neoliberalismo que, como con Enrique Alfaro en Guadalajara, forma parte de los liberales políticos y económicos, lo que lo sitúa en la derecha extrema).

Esto deja fuera al PAN de cualquier alianza. Por otro lado, cabe hacernos la pregunta: ¿podría Miguel Ángel Yunes convencer a AMLO y a Dante Delgado, a Uriel Flores y a Atanasio García, de encabezar una fórmula aliancista que saque al PRI de Veracruz?

PRI: ¿?

La chiquillada no tendrá más de 100 mil votos, pues la dispersión, hasta este momento, de los 2.9 millones de votos esperados, estaría entre el PAN, Morena-PRD y el PRI-Verde, que tendría que acercarse a disputar un terreno que le parece áspero: los ciudadanos.

De esta manera, la realidad obliga a la transformación, y es a partir del diálogo con la sociedad veracruzana, en cada una de sus regiones, en donde se deben hacer notar los resultados de un gobierno social.

La estrategia involucra dos grandes sectores: el campo veracruzano, que da sustento a varios millones, y las zonas metropolitanas con sus peculiaridades.

www.journalveracruz.com