Cada vez es más frecuente escuchar de las acciones que emprenden grupos de ciudadanos en defensa de sus familias, de su seguridad física y de su patrimonio; en diversos municipios de Veracruz la población ha optado por tomar medidas ante la falta de respuesta de los cuerpos de seguridad que no acuden a los llamados de auxilio, se coluden con criminales o simplemente llegan tarde a las urgencias.

Con palos y machetes, con equipos básicos de comunicación o hasta con cámaras de televisión, lo mismo en unidades habitacionales, comunidades rurales y zonas comerciales, se va cubriendo la necesidad de resguardarse ante el incremento de robos a casas y comercios, asaltos a transeúntes.