Desde la esquina
Por Raymundo León
29 de septiembre de 2015

Nadie está contento con la propuesta de aumentar impuestos. Es, dice el sector empresarial, un mal momento para hacerlo porque no propicia desarrollo en Veracruz sino que lo inhibe.

Por ello, asegura Rafael Núñez Landa, presidente de la Asociación de Constructores del Estado de Veracruz (Acevac), la iniciativa privada hará un frente común en contra del incremento del Impuesto a la Nómina del 2 al 3 por ciento, pero al final el incremento del 50 por ciento en el citado impuesto será trasladado a los usuarios, a la población en general.

“Es lamentable que el gobierno estatal pretenda engañar a la población hablando de una homologación, cuando en realidad se trata de un incremento del Impuesto a la Nómina con el que se perjudica a los veracruzanos, pues los patrones trasladarán este gravamen a sus productos y servicios. En el caso de los constructores, la mano de obra representa de un 45 a 55 por ciento del costo de las obras, por lo que un aumento al Impuesto a la Nómina nos pega muy fuerte, entonces mejor al costo de las obras le aumentaremos un 3 por ciento para que sea el cliente quien lo pague”, agregó.

El reclamo va dirigido hacia el Poder Ejecutivo pero también hacia el Legislativo ya que los diputados locales son quienes decidirán si aprueban o no la propuesta hecha por el titular del Ejecutivo.

En el sector magisterial también hay reclamos. Ahí Luis Alonso Polo Villalobos, secretario general del Sindicato Magisterial Veracruzano, solicita al jefe del Poder Ejecutivo como los diputados del Congreso del Estado que den  conocer lo antes posible el contenido de la iniciativa para homogeneizar la tasa del impuesto sobre erogaciones por remuneraciones al trabajo personal. Con una acción así, asegura el dirigente magisterial, se evitarían especulaciones y se sabría con precisión si se simula o no la creación de un nuevo impuesto que afectará a los trabajadores.

“Un gobierno de cualquier ideología política puede tener ética moral para cobrar más impuestos al pueblo siempre y cuando dé resultados y se maneje con honestidad y transparencia. Por ello, no creo que el titular del Poder Ejecutivo de Veracruz se haya atrevido a enviar al Congreso del Estado un nuevo impuesto. En el hipotético caso de que así fuera corresponde ahora a los diputados al Congreso del Estado, como representantes populares legítimamente electos por el pueblo, echar abajo esa pretensión porque no son tiempos para seguir sacándole al pueblo dinero cuando el mismo pueblo advierte que sus funcionarios nadan y viven en la opulencia”, afirma Luis Alonso Polo Villalobos.

Los trabajadores se muestran hartos de que todas las crisis económicas las tengan que pagar quienes trabajan día a día apretándose el cinturón cuando al mismo tiempo se advierte que hay funcionarios que gastan a manos llenas y se asignan salarios estratosféricos. “Por ello, es urgente que tanto el jefe del Poder Ejecutivo como los diputados al Congreso del Estado den a conocer a la brevedad el contenido de la iniciativa, es necesario saber qué es lo que contiene, qué es lo que se propone para los trabajadores del estado porque son los trabajadores los que serán afectados en sus percepciones con esta propuesta”, comenta el dirigente magisterial.

Luis Alonso Polo remata con una solución que ya la saben muchos: “Si en verdad se quieren robustecer las finanzas del Instituto de Pensiones del Estado y de la Universidad Veracruzana, lo único que hay que hacer es meter en prisión a quienes se han hecho ricos con los recursos de esas instituciones y no obligar al pueblo a pagar lo que se llevaron otros”.

Escamotear a productores

Jesús Alberto Velázquez Flores, diputado presidente de la Comisión de Desarrollo Social, Humano y Regional del Congreso del Estado, denuncia que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa) no ha entregado recursos que recibió del gobierno federal y que son destinados para diversos programas de apoyo al campo. El retraso en la entrega ha perjudicado a miles de productores veracruzanos.

Son 110 millones de pesos los que ya transfirió el gobierno federal para la operación de los diversos programas que apoyan la producción, pero sin razón justificable alguna hay atraso en la entrega de ese recurso.

Es lamentable que se presente esa situación de incumplimiento en la entrega de los recursos máxime cuando se vive un momento muy delicado para todo el sector agropecuario del estado. Ante esta situación, indica el legislador perredista, es necesario que se dé un cambio en la forma de ejercer los programas que están enfocados a apoyar al campo “porque los períodos de siembra, los productos y principalmente las familias dedicadas al campo no pueden seguir siendo afectadas con retrasos que perjudican al agro veracruzano, por ello es urgente la liberación de los recursos”.

Jesús Alberto Velázquez Flores asegura que desde su posición en el Congreso del Estado hará lo que esté a su alcance para que los recursos sean liberados para evitar mayor afectación a los productores veracruzanos. Reitera que la Sedarpa debe liberar los mencionados recursos porque desde la veda electoral no lo hace y con ello ha perjudicado a miles de productores incumpliendo importantes plazos con retrasos inexplicables en la entrega de recursos, lo que fue motivo de manifestaciones a esta dependencia.

Contacto:

e-mail: desdelaesquina@nullhotmail.com 

@Raymundo_LeonM