Es una mala idea atribuirle a FINAMED la culpa que en algunos hospitales del sector salud no haya servicios como Rayos X, de laboratorios; sobre todo porque en hospitales como el CEM y el CECAN si no funcionan los equipos de Rayos X y los laboratorios trabajan a medias es porque se carece de insumos básicos para realizar los análisis sanguíneos. El Secretario Benítez Obeso anuncia la adquisición de una unidad radiológica cuyo costo asciende a 33 millones de pesos, una unidad de electrocirugía general y otra de electrocirugía, pero suena a retórica, ¿sino hay recursos para lo más básico cómo le harán para comprar equipo nuevo? El solo hecho que reconozca que hay problemas en el suministro de placas señala lo grave de la situación en el sector salud.  Ya se verá si es cierto lo de la inauguración de los nuevos equipos de hemodiálisis de los que habla, y ojala así sea por el bien de quienes acuden con la confianza de un buen tratamiento.