Francisco Licona
Figuras y Figurones

Gustavo Carvajal Moreno poderoso coordinador de campaña de José López Portillo “Jolopo” y luego, éste lo convertiría en el presidente del CEN del PRI, desde donde soñó, llegar a la grande en 1982. Agustín Acosta Lagunes, compadre de JOLOPO despachaba como un gris Subsecretario de Inspección Fiscal de la Secretaría de Hacienda, meses antes había dejado la Dirección de la Casa de la Moneda de México.

La sucesión de Veracruz estaba en puerta. Rafael Hernández Ochoa, gobernador en turno movía sigilosamente a su alfil, al ex rector de  la U.V. Fernando García Barna, pero en una visita a Veracruz, José López Portillo, enterado de las maniobras para influir en su decisión,  dijo no estar de acuerdo con el “localismo empobrecedor” y adiós sueños de Hernández Ochoa, Octavio Porte Petit, Fernando Gutiérrez Barrios y desde luego de García Barna… Carvajal quiso meter en el juego de la sucesión a Manuel Aguilera Gómez, ex director del INMECAFE,  pero éste, conociendo al zorro de los Tuxtlas, nunca confió en él y se quedó quieto en el DF.

José López Portillo, platicando con su compadre, un día le dijo, “Compadre, si Veracruz es tu dolor de cabeza, aquí tienes a tu mejoral.  Y, un buen día, Jolopo sacó a su compadre de aquel escritorio de tercera y lo hizo candidato al gobierno de Veracruz. Cuenta la leyenda que el apoyo para Agustín Acosta Lagunes, provino  del propio Miguel Alemán Valdés, cuya secretaria privada de toda la vida era Paquita Acosta Lagunes, hermana de Don Agustín.

El martes 8 de abril de 1980, Acosta Lagunes fue destapado, con una estruendosa cargada como marcaba la ortodoxia del sistema político mexicano, como candidato a la gubernatura del estado de Veracruz.

Por ese entonces, en la Notaría 116 ubicada en Río Sena número 101 de la Cuauhtémoc  despachaba el connotado abogado Ignacio Rey Morales Lechuga, Notario Público  de mucho prestigio y abogado de grandes y poderosos políticos y empresarios. Uno de ellos era Agustín Acosta Lagunes. Cuentan que Agustín después de varios intentos convenció a Nacho  para que dejara la Notaria y se viniera a Veracruz como Secretario de Gobierno.

En el equipo político de Agustín Acosta estaban: El Delegado del CEN del PRI, el Carvajalista Reyes Rodolfo Flores Zaragoza, nacido en Ayo, El Chico (hoy Acatlán) Jalisco. Gonzalo Morgado Huesca, con todo el apoyo del Gobernador Hernández Ochoa, presidente del PRI estatal, con el sueño abrazador de llegar a la Tesorería General del Estado. -él mismo lo confiaba a sus amigos, y así se escribió en las tarjetas que le pasaban a Don Agustín. Carlos Brito Gómez, es su asesor.

El diputado federal por Coatzacoalcos Eduardo Thome, fue el coordinador general de la campaña, y en sus ratos de regodeo egocentristas, comentaba a sus amigos, que la altura en la Ciudad de México  afectaba su salud, pero que en Xalapa se sentiría mejor cuando Don Agustín lo nombrara Secretario de Gobierno. Pero Don Agustín tenía otros planes y una palabra empeñada con Morales Lechuga, originario de Poza Rica y asesor del candidato, quién se dejaba ver en eventos de campaña y el candidato lo iba posesionando con los líderes de los sectores priistas y demás organizaciones.

También lo acercaba con  empresarios,  académicos, ganaderos, petroleros, ferrocarrileros y electricistas. Vistiendo fina Guayabera Blanca de lino y con la mano izquierda metida a la bolsa del pantalón color beige; “el moreno”, como se le identificaba, poco apoco se empoderaba como el número de 2 del candidato. Nacho estaba seguro que sería el próximo Secretario de Gobierno, Agustín se lo había pedido y prometido, por lo que nombró un encargado en la Notaría.

 Pero también jugaba Miguel Ángel Yunes, como líder de la CNOP estatal, y también tenía su corazón puesto en la poderosa posición dos. Pero los frecuentes roces con Nacho Morales en campaña eran evidentes y no han parado hasta la actualidad. Enrique Hernández Crisanto, coordinador de avanzada,  que operaba a través de brigadas repletas de jóvenes  que pintaban bardas, postes de luz y teléfonos,  colocaban pasacalles, echaban porras con aquel grito pegajoso “¡juventud Acosta Lagunes!… ¡Juventud Acosta Lagunes!”.

En ese enjambre de ambiciosos jóvenes figuraban: Alfredo Ferrari Saavedra, César Vázquez Chagoya, Crisóforo Hernández Cerecedo, Luciano Blanco, Gustavo Gámez, El “Pollo” Pérez Fraga, Jorge Moreno Salinas, Parra Zapata, Cinta Pagola, Ángel Lara Platas, Luisón, Ramón Ferrari Pardiño, Jaime Tirado, Tomás Montoya y muchos más. Todos con la esperanza de lograr un espacio en la nómina. Con la fuerza de los jóvenes “El zapatero” Hernández Crisanto, también   empezó a filtrar su nombre para ocupar la Secretaría de Gobierno.

El 1 de diciembre de 1980 a las 11:00 de la mañana, en el Teatro del Estado Don Agustín toma posesión como Gobernador de Veracruz, y ahí empezó una lucha feroz por las posiciones de gobierno, que se repiten cada cambio de gobierno. El canal 4 más, dio a conocer los primeros ombramientos de Don Agustín: que se dieron a conocer por el canal 4 más fueron: la Secretaría General de gobierno para Raúl Lince Medellín; Thome, Morales Lechuga, Miguel Ángel Yunes Linares y el zapatero Hernández Crisanto, se habían quedado afuera.

Luego de recibir la orden de Jolopo, a don Agustín no le quedó otra que nombrar a su amigo Morales Lechuga como  Subsecretario de Gobierno. ¿Pues no que los gobernadores mandan? ¿Y la promesa a Morales Lechuga? Cuentan que Gustavo Carvajal, convenció a Jolopo, de que le diera la segunda posición de Veracruz, y éste se la dio.

Cuando Ignacio Morales Lechuga se enteró, se puso furioso, golpeó paredes y tiró lo que estuvo a su alcance en la Suite de lujo que ocupaba en el Hotel Xalapa, donde se hospedaba.

Desde luego, Don Agustín se escondió a piedra y lodo… Hasta que a solas planearon juntos cómo hacer tropezar al recomendado de Gustavo Carvajal, tal y como sucedió posteriormente, pero esa es otra historia. Por el momento, ahí les dejo el símil a todos aquellos que ya se sienten que tienen la gubernatura y las altas posiciones en la bolsa, porque de figuras, podrían quedar como simples figurones…