Tomás
Jesús Ruiz

Xalapa- 2015-09-1312:42:03-

El secretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Tomás Ruiz González, reveló que en total más de 60 obras quedaron paradas desde 2009 por constructoras locales y foráneas que no cumplieron con el inicio de las mismas y sí cobraron un millonario anticipo.

Por esta razón, explicó el funcionario estatal, las compañías fueron demandadas por el gobierno del estado buscando recuperar unos 200 millones de pesos en total.

En entrevista y cuestionado sobre el avance en las denuncias presentadas ante la Fiscalía General del Estado, refirió que desde 2009 se cobraron fianzas por más de 200 millones de pesos al Gobierno del Estado que se pagaron con recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y nunca se iniciaron.

Ruiz González refirió que por ahora buscan recuperar el dinero del anticipo para que el Gobierno las retome y pueda concluirlas.
“Las denuncias siguen su curso, la Fiscalía les da seguimiento y cada caso es diferente. Lo que ocurrió en algunos casos es que contratistas tomaron el anticipo de las obras, tomaron el anticipo del Fonden y no iniciarion y en esos casos se han presentado denuncias y también se busca la recuperación de las fianzas por parte de la Secretaría de Finanzas”, precisó el secretario.

En cuanto al número de denuncias, Ruiz González dijo que son más de 80 las que actualmente siguen su proceso en la Fiscalía General del Estado generadas por esas 60 obras pendientes.

“Lo que estamos haciendo es tomar las que se pueden retomar, encapsular el problema legal y continuar con las obras para que no perjudique a las poblaciones en donde estaban estas carreteras. Yo calculo que son aproximadamente unas 60 obras las que quedaron pendientes desde 2009. El Fonden fue de 2009 y 2010 pero se ejerció posteriormente porque se asignaron”, detalló.

En otro tema, mencionó que las obras de infraestructura que anunció en días pasados el gobernador Javier Duarte de Ochoa no tienen ningún fin electorero, tal y como distintos sectores las han calificado.

“A mí me llama mucho la atención, que los actores políticos, ellos sí, con calendarios políticos, critiquen obras que resuelven problemáticas reales de la población. Los habitantes de la zona conurbada de Alvarado y Boca del Río saben perfectamente el problema de comunicación, de movilidad urbana que existe en estos dos municipios”, refirió el funcionario estatal.

En entrevista, reconoció que si bien algunas de las obras que presentó el Ejecutivo del Estado no quedarán concluidas en estos 15 meses que restan de la administración estatal, se continuará trabajando en ellas, en beneficio de los veracruzanos.

“Nuestra tarea es planear a mediano y largo plazo, no podemos tener calendarios electorales en la cabeza. Probablemente es una obra que por su relevancia tome más tiempo concluirla, pero eso no significa que vamos a dejar de trabajar por los veracruzanos, no por eso vamos a dejar de hacer obras que se requieren”, concluyó.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO