CRÓNICA
Por José Luis Ortega Vidal
24 de septiembre de 2015
  • Habla Luis de la Calle, gestor del Tratado de Libre Comercio, ex funcionario de Organización Mundial del Comercio, de la ONU
  • Aunque López Obrador llegara al poder, la Reforma Energética no tiene marcha atrás, opina líder nacional de la industria química

 

México, Distrito Federal; 21 de Septiembre.- Un joven que rebasa los dos metros de estatura sobresale en el grupo de aproximadamente 15 hombres más blancos que una salamanquesa…

Ni dudarlo, son hijos de Putin, portan playeras rojas y en todas las espaldas se lee: Rusia…

Es el regreso, el final del viaje: rápido, agitado, de agenda apretada pero enriquecedora en información del más alto nivel y profundidad en torno a un universo clave en el pasado, el presente y el futuro del Sur de Veracruz: el de la industria petroquímica.

Todos fueron platos fuertes: arrancan

Luis de la Calle -economista por el ITAM, master y doctor en Economía por la Universidad de Virginia, en Estados Unidos- abre plaza y durante media hora expone, detalle a detalle, las causas y los efectos de la Reforma Energética en México. El especialista afirma:

  • Mejorará la economía de las familias
  • Bajarán los recibos de la luz y el gas. Al tener gas más barato, se podrá producir fertilizantes de mejor precio, lo que resultará en alimentos más baratos.
  • Aumentará la inversión y los empleos
  • Se crearán nuevos trabajos en los próximos años. Con las nuevas empresas habrá cerca de medio millón de empleos más en este sexenio y dos y medio millones más para 2025, en todo el país.
  • Reforzará a Pemex y CFE, las cuales seguirán siendo empresas 100% de los mexicanos y 100% públicas.
  • Reforzará la rectoría del Estado como propietario del petróleo y gas, y como regulador de la industria petrolera.

De la Calle ha trabajado para la Organización Mundial de Comercio, dependiente de la ONU y fungió como consejero de PEMEX exploración y Producción.

El consorcio Braskem-Idesa, propietario del Complejo Etileno XXI -a punto de concluirse en Nanchital, Veracruz y programado para arrancar funciones en diciembre del 2015- convocó al Seminario de Prensa realizado en el Hotel Four Seasons de la ciudad de México.

40 reporteros -33 de periódicos defeños, llamados nacionales, y 7 de Coatzacoalcos, al sur veracruzano- acudieron ante el objetivo de pormenorizar el contexto nacional e internacional en el que surge la más importante inversión del ramo petroquímico en México durante los últimos 30 años.

Es lunes 21 de septiembre. A las 10:40 –con diez minutos de retraso- arrancó el Seminario con participación de treinta minutos para cada ponente, más sesión de preguntas.

Los periodistas chilangos –La Jornada, Milenio, El Financiero, CNN, Reuters, radiodifusoras, revistas, entre otros- no tienen problema: escucharán, preguntarán, comerán y se irán a la oficina y a casa.

Los sureños, trasladados vía aérea la noche del domingo, desvelados, han sido advertidos: “como le dijo Fox a Fidel Castro: comes y te vas”.

Y es que el vuelo de regreso a Canticas sería a las 5 de la tarde y el traslado al aeropuerto en el DF toma alrededor de una hora… ¡Una locura!

A Luis De la Calle se le pide su opinión sobre el Corredor Transístmico Coatzacoalcos-Salina Cruz, planeado desde los tiempos del Presidente Benito Juárez en el siglo XIX y anunciado y vuelto a anunciar por Enrique Peña Nieto como uno de los megaproyectos de su sexenio.

“No es viable”, responde categórico el economista y ex funcionario internacional.

“A menos –ironiza- que piensen crear otro Canal como en Panamá”.

En el norte de México, explica, hay más viabilidad de impulsar la zona portuaria de Baja California que tiene cercanía con la ciudad de Los Angeles, en Estados Unidos, que el corredor del istmo, cuyos tiempos de operación vía contenedores, bajar-subir-bajar-subir, complicarían la operatividad y elevarían costos.

Sobre los nexos entre Coatzacoalcos y Salina Cruz, en la ponencia de Luis de la Calle apenas aparece un mapa de la infraestructura para el traslado de materia prima en el que se reconoce el gasoducto de PEMEX recién inaugurado y que pasa por Jáltipan, por Sayula, hasta tocar territorio oaxaqueño.

El ABC de la Industria Petroquímica

Cleantho Leite, director de relaciones institucionales y nuevos negocios en Braskem Idesa, participó con una conferencia sobre “El ABC de la Industria Petroquímica”.

La suya, como la del resto de ponentes, es una conferencia breve pero substancial que requiere redacción, análisis, trabajo periodístico aparte…

El alto funcionario de Brakem Idesa, cuya oficina central está en la ciudad de México pero asesora proyectos internacionales de Braskem -la poderosa firma brasileña- en Estados Unidos, lo mismo que en Sudamérica, dio una cátedra de química: sobre el origen del gas, el petróleo y el carbono como las principales fuentes de energía que mueven al mundo.

Al mismo tiempo explicó el papel de la industria petroquímica como responsable de modificar una materia prima natural en materia prima industrial esencial en la elaboración de manufacturas de circulación planetaria.

Hablamos de la industria que fabrica desde una simple bolsa de plástico para comprar la despensa hasta un coche último modelo; desde una jeringa común y corriente, hasta el forro de componentes eléctricos para un cohete que irá a la luna; desde una botella de refresco hasta la más avanzada computadora…

El sector privado ha invertido en Nanchital de Lázaro Cárdenas, Veracruz, alrededor de 5 mil millones de dólares.

Su proveedor de materia prima natural -gas etano- es Petróleos Mexicanos, la empresa creada por Lázaro Cárdenas en 1938 en el contexto de la nacionalización de la industria petrolera y hoy abierta al capital privado.

Braskem-Idesa ha invertido desde antes que la Reforma Energética se hiciera oficial, con base en la apertura previa del sector petroquímico, donde PEMEX cuenta con empresas propias –Cangrejera, Morelos, Pajaritos en el sur y Escolín en el norte de Veracruz- pero sin capacidad de competitividad en el mercado internacional.

El Sur pobre, el Bajío ejemplar, el Norte poderoso

A lo largo del Seminario realizado en una sola mañana, la del inicio de semana, se habrían de ofrecer datos duros, detalles financieros, micro y macro económicos al respecto.

Fue quedando claro que el Tratado de Libre Comercio (TLC) impulsado en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y que entró en vigor en 1992-  perjudicó a la industria petroquímica mexicana.

Se Informará sobre la falta de competitividad e insuficiencia para abastecer el mercado nacional que debe importar gas natural de Texas, en Estados Unidos, por ejemplo.

También, sobre la incapacidad mexicana para producir manufacturas de toda índole que nos convierte en exportadores de materia prima e importadoras de celulares, coches, ropa, computadoras, calzado y todos los productos vinculados al plástico y que se venden desde Mérida hasta Ensenada…

Del fracaso, cierre y falta de futuro para el Complejo Petroquímico Escolín en Poza Rica, al norte de Veracruz…

Los reporteros podrán comprender, al final del día, que una industria tan rica como la petroquímica mexicana, cometió el crimen –durante años- de quemar gas natural en lugar de aprovecharlo y explotarlo para beneficio propio…

Que la corrupción provocó -además del saqueo de miles de millones de pesos- que la industria petrolera nacional pasara del liderazgo mundial en el ramo, a sobrevivir apenas entre los diez primeros lugares…

Décimo lugar nada despreciable pero vinculado a un fracaso que explica, en parte, la pobreza de la mayor parte de nuestra población…

Las problemáticas sociales de México no se abordan en un Seminario de Prensa abocado a explicar todo lo relativo a los aspectos legales, comerciales, técnicos, industriales, financieros, económicos de la industria petroquímica.

El reportero cuestiona a los ponentes sobre el triste panorama; el hecho de que el Sureste de México –Veracruz, Campeche, Tabasco, Chiapas- pongan los recursos naturales del sector energético y la riqueza que se produce con ellos sea repartida en otro lado.

¿Por qué el México del sur es el más rico en recursos naturales y el que tiene a la población más pobre? Se cuestiona.

Cleantho Leite y Luis de la Calle explicarán, a grosso modo, que es un tema de inversiones y que las inversiones no llegan donde no hay materia prima, infraestructura para su empleo y traslado, además de mercados para el consumo de los productos terminados.

A lo largo del día aparecerá un ejemplo: Querétaro y Aguascalientes son, en este momento, los estados con mayor desarrollo económico de México.

La economía del bajío se impulsa a partir de manufacturas de la industria automotriz.

El petróleo, que en el Sur abunda, no genera riqueza por sí mismo. La mayor parte del dinero que surge del sector energético estriba en añadirle valor a la materia prima natural; es decir: en transformar el petróleo, el gas, el carbono, en productos concretos, específicos.

Hablarán Bernardo de la Garza: Perspectiva Internacional de la Industria Energética…

Miguel Benedetto, de la Asociación Nacional de la Industria Química: Historia y Situación Actual de la Petroquímica en México…

Roberto Bischoff, alto funcionario de Braskem.Idesa…

Enrique Aguilar Rodríguez, de la Asociación Nacional de Ingenieros Químicos…

David Shields: consultor del ramo petroquímico…

¿Una Contrarreforma Energética?

México vive históricamente atrasado en la explotación de sus recursos naturales para el beneficio propio.

Nuestro país no es competitivo en los mercados mundiales donde opera como un gran generador de materia prima, dueño de un mercado atractivo para los industriales e inversionistas del ramo, pero incapaz del aprovechamiento de estos recursos en una industria manufacturera propia.

PEMEX Petroquímica, creado a inicios de la década de los 90s, quedó rebasado, no cumplió las expectativas con las que se diseñó y se perdió en el marasmo oficial como tantos proyectos que le han costado al país una riqueza incalculable aún vigente…a pesar de todo.

En el Seminario convocado por Braskem-Idesa queda claro que todos los ponentes aplauden la llegada de la Reforma Energética considerada un imán que atraerá el dinero y la competitividad necesarios para el sector.

Etileno XXI, opinan, es un ejemplo al respecto y demostrará como la iniciativa privada aprovecha la materia prima que en los complejos Pajaritos, Cangrejera, Morelos, no se explota con los niveles productivos y los estándares de competencia que exigen el mercado nacional e internacional.

Se habla poco al respecto pero el reportero recuerda que la Reforma Energética se generó en un contexto político muy específico y de carácter profundamente político: el del Pacto por México signado por el PRI, el PAN y el PRD.

Desde la izquierda que representa Andrés Manuel López Obrador y el partido Morena, se rechazó la Reforma Energética y las encuestas ventilan el posible arribo del tabasqueño al poder presidencial en el 2018.

Hay quienes hablan de una contrarreforma; de echar abajo el ajuste estructural que ha permitido el nacimiento de Etileno XXI y que abre las puertas al desarrollo de la industria petroquímica mexicana, según los participantes en el Seminario realizado ayer en la ciudad de México.

¿Cuál es su opinión al respecto? cuestionó el reportero a Miguel Benedetto, de la Industria Nacional Petroquímica.

  • No creemos que eso pase. No debe ocurrir, el país necesitaba de esta Reforma y necesita de ella. Creemos que no hay condiciones para dar marcha atrás, responde categórico mientras mira a los ojos del entrevistador.

El regreso

Pasa una mujer que roba miradas: igualita a Naomi Campbell, igualitititita…

Su piel es de un negro imponente; su figura haría que la Barbie muriera de envidia, sus ojos son como de felino e irradian verde…

Un grupo de personas chaparritas, que hablan una lengua rara, todos de ojos rasgados, concluyen su charla y se despiden. Son más ceremoniosos que los mexicanos; se inclinan todos a manera de despedida y el reportero, de inmediato, recuerda los cacahuates nipón…

Se acabó la historia que apenas empieza.

En el aeropuerto internacional de la ciudad de México se topan más de 100 pasajeros con destino a Canticas, en Minatitlán/Cosoleacaque; en vuelo de 50 minutos; en el retorno al paraíso que provoca nostalgia por observarse desde arriba y desde todos los ángulos como una tierra poderosamente rica en recursos naturales y humanos y tan alejada de la mano de Dios y de los caballeros y las damas del dinero…

“Hemos seguido otro camino y hemos fracasado; la Reforma Energética tardará no menos de 15 años para dar resultados tangibles por parte de la gente; este proceso es lento; pero es el nuevo camino que hemos encontrado y debemos seguirlo; no podemos volver al que ya conocimos y no sirvió”: Bernardo de la Garza.