“¿Y dónde está Murillo?-En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “tal vez Murillo sabía que los científicos y peritos contratados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) iban a exhibir su endeble investigación y por eso él mismo le pidió al Presidente ser relevado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) el pasado 27 de agosto, luego de que el Presidente lo sacó de la Procuraduría General de la República (PGR)  […]. Todas esas ‘verdades históricas’ fueron ayer desmentidas, rechazadas y refutadas con pruebas científicas por los expertos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), […]. Al duro revés contra la versión oficial, se sumaron 10 recomendaciones que el grupo de expertos hizo al Gobierno mexicano, una de ellas, la más significativa, fue responder una premisa básica que nunca contestó la investigación de Murillo: ¿Cuál fue el móvil por el que desaparecieron y asesinaron de forma tan brutal a 43 jóvenes estudiantes? Y ahí la recomendación del GIEI es indagar si el móvil tuvo que ver ‘con el transporte de estupefacientes en camiones del estado de Guerrero’”. (sin embargo.com).