Miguel Alemán dejó deuda por 3 mil 500 millones de pesos en 2004; para 2010 al termino del gobierno de Fidel Herrera la deuda ascendía a 21 mil millones de pesos; o sea, la diferencia entre esta última cantidad y los 52 mil millones de pesos en que se calcula la deuda pública veracruzana corresponde al gobierno en funciones. ¿Crecerá aún más esa deuda? La interrogante es válida, pues encuentra su raíz en la preocupación por saber cómo se va a solucionar.