4306_PC1Acayucan- 2015-09-1909:39:26

Mientras que en otras entidades del país se fortalece técnica y físicamente el Sistema de Protección Civil, en el estado de Veracruz, éste sólo existe en temporada de lluvias y huracanes que es cuando se hace la mayor dotación de recursos, que gira en despensas, colchonetas y artículos de limpieza, acciones que evidencian la deficiencia de esta secretaría adherida al gobierno del doctor Javier Duarte de Ochoa.

Y es que Veracruz en los últimos años ha registrado constante actividad sísmica, pero también fuertes afectaciones por contingencias naturales, sin embargo, el día a día de quienes prestan servicio en estas nobles corporaciones, son los incendios, accidentes carreteros y otro tipo de emergencias en las que requieren de equipo, unidades, insumos y personal suficiente para dar el auxilio.

Tan solo en municipios como Acayucan, Oluta, Jesús Carranza, Texistepec, Sayula de Alemán, Soconusco, San Juan Evangelista y Hueyapan de Ocampo principalmente, los departamentos de Protección Civil (PC) operan con escaso personal, sin salarios, ni suministro de alimentos, tampoco de lo indispensable para trabajar, la mayoría del personal sin la debida capacitación, con problemas de salud derivado del desgaste físico por doblar turnos, carentes además de las prestaciones de ley.

“Yo estuve trabajando unos meses en Protección Civil y adquirí un poco de conocimiento básico, aquí somos tres elementos, mi auxiliar, el chofer de la ambulancia que nos presta la Jurisdicción Sanitaria y un servidor, unidades no tenemos, nos movemos de raid en las patrullas de la policía, en cuanto a equipo necesitamos chalecos salvavidas, pues aquí tenemos problemas de inundaciones y en temporada de lluvia llegamos a tener más de mil damnificados y apenas contamos con 20 chalecos, dos motosierras, una lancha y una motobomba”, sostuvo el técnico agropecuario, Guillermo Pavón Bernal, jefe de Protección Civil en Jesús Carranza.

Con el Sistema Nacional de Protección Civil, se gestionó el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) en 1996, cuyos recursos son destinados a las afectaciones y fortalecimiento de estas dependencias, sin embargo, a la fecha, el gobierno veracruzano aún adeuda la entrega de decenas de obras desde el año 2009, en que se registró el mayor número de daños por inundaciones, entre ellos, la reposición de equipo a las unidades municipales de PC.

“Protección Civil nació el 19 de septiembre de 1985, el día del temblor que más ha sacudido al país, pero tengo entendido que fue hasta 1986 cuando se oficializaron las medidas básicas para integrar una organización de Protección Civil”, acotó José Luis Cordero Sotelo, joven voluntario en PC y bomberos, así como Cruz Roja.

Cordero Sotelo, quien también se desempeñó como jefe de Protección Civil en Acayucan, abundó: “En Acayucan, las capacitaciones corren por cuenta de cada elemento, mismos que de acuerdo a sus posibilidades económicas es que buscan actualizarse, porque los cursos para poder estar certificados, tienen costos que van desde los 3 a 5 mil pesos con vigencia de 2 a 5 años, según sea el curso y la empresa que lo imparta, muchas de ellas son americanas”, abundó.

En Acayucan, dijo, operan un total de 14 elementos, cuyas guardias son de 24 horas, mismos que oscilan entre los 18 y 40 años de edad, con escolaridad de preparatoria y algunos con carrera profesional, la mayoría con problemas de sobrepeso.

“El personal no cuenta con un salario, solo con un apoyo mensual de 3 mil 200 pesos, ellos ven la forma de administrarse, ésa es la razón por la que no pueden capacitarse ni certificarse, pues no hay algún subsidio de gobierno para profesionalizarnos en nuestro trabajo, por eso es que la mayoría durante su día libre trabaja en otra corporación para acompletar sus gastos en sus hogares”, añadió.

Protección Civil del Estado se ha mostrado indolente ante las carencias de Protección Civil en los municipios, el argumento es la falta de recursos; “en mi caso ahorita tengo 3 elementos de 18 a 25 años de edad, todos muy sanos, su escolaridad es de primaria terminada y sus capacitaciones se las doy yo mismo, con los conocimientos que voy adquiriendo en los cursos que nos dan en el C-4, el presidente municipal hace lo posible por apoyarnos, y nosotros a su vez solicitamos la ayuda de la dirección general, pero hemos sido ignorados, sin embargo, nos hemos dedicado a trabajar en la cultura de la prevención para que eso disminuya el trabajo y sobre todo que la gente tenga conocimiento sobre cómo reaccionar en el caso de alguna contingencia que eso ya es de gran ayuda para nosotros”, dijo Rafael Palma Prieto, director de PC en Oluta.

Acayucan, es la localidad en el sur que cuenta con más equipo en comparación con localidades como Texistepec donde un policía municipal hace la doble labor; cabe mencionar que otra problemática a la que se enfrentan los pocos y entusiastas elementos de Protección Civil del sur del estado, es la falta de equipos de seguridad, como cascos y uniformes con los que garantizarían su vida al hacerle frente a algún tipo de incendio o derrumbe principalmente; “un uniforme completo tiene un costo aproximado de 15 mil pesos, en Acayucan sólo tenemos 3 pero ya bastante desgastados“, dijo José Luis Cordero Sotelo.

“Quizá sea importante que Protección Civil del Estado, vaya trabajando poco a poco en el fortalecimiento de las direcciones municipales, para que al ocurrir algún desastre natural o provocado, no tengan que soltar el apoyo de golpe, pues para eso ya nos tendrían preparados, pero desgraciadamente no es así, esperan a que se inunde o tiemble para venir a ver qué necesitamos y aún así no nos lo dan, ya que el apoyo sólo es en especie y no resuelve la problemática”.

Protección Civil del Estado exige a las coordinaciones municipales, reportes diarios de las actividades e incluso gira catálogo de actividades que se basan principalmente en la prevención y difusión, sin embargo, al momento de tener que apoyar con recursos, endosa el problema a los ayuntamientos.

“Protección Civil quizá no ha sido tomado tan en serio como se debería, pues es una área de la que depende mucho la seguridad de la ciudadanía, por ejemplo, para hacer construcciones, debemos tener la capacitación necesaria para evaluar y determinar si es o no zona de riesgo, pero al final de cuentas, sólo nos piden que firmemos los documentos y al rato que hay algún problema en el terreno, la culpa sí es de Protección civil“. subraya Cordero Sotelo.

A lo anterior se suma, que en cada cambio de administración municipal, si el personal no es del agrado de la autoridad en turno, es dado de baja, sin tomar en cuenta el gasto y los años de preparación.

Con lo que se contribuye a que la tan importante Protección Civil en el estado de Veracruz, lejos de avanzar, se sumerja en el rezago por el desinterés de los gobiernos del Estado y locales, respectivamente.

SEÑORA CONFUNDIÓ SIMULACRO

“Ése es mi sobrino, ayúdenlo por favor”, gritaba una mujer de edad avanzada y con problemas óseos que le impedían moverse, al confundir el simulacro de un accidente vial con una escena real, durante la actividad con la que el Ayuntamiento de Oluta cerró la Semana Nacional de Protección Civil, elementos policíacos calmaron a la ciudadana que lloraba y pedía ayuda, al informarle que solo se trataba de una simulación para mostrar a las decenas de estudiantes las forma correcta en que debe atenderse una emergencia de este tipo.

“Con esta actividad clausuramos la Semana Nacional de Protección Civil en la que continuamente se dio capacitación en centros escolares, oficinas de gobierno y comerciantes sobre los pasos a seguir en el caso de alguna contingencia, así como accidentes; pudimos observar que en el caso de los estudiantes, respondieron correctamente a las preguntas sobre las medidas de seguridad para evitar percances viales como el simulado hoy, donde un taxista embiste a un motociclista y se registran dos personas con diferentes tipos de lesiones“, expuso Rafael Palma Prieto, director de Protección Civil en Oluta.

El simulacro tuvo lugar frente a la sede de la alcaldía con la asistencia de alumnos de tres centros escolares, así como de autoridades municipales y ciudadanía en general; “el alcalde Chuchín Garduza es una persona que está al tanto de las necesidades del municipio y una de ellas, era capacitar a la población para responder en caso de sismos o inundaciones, así como la prevención de accidentes, esto lo hemos logrado con estos talleres que se han impartido, es importante decir que hemos capacitado también a los compañeros de la policía municipal para el auxilio de la ciudadanía“, subrayó Palma Prieto.

AvisackDouglas/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO