Viernes Contemporáneo
Por Armando Ortiz
18 de septiembre de 2015

El video que hizo circular en las redes sociales el Colectivo Voz Alterna muestra varios detalles sobre la agresión que sufriera el periodista Karlo Reyes la noche del 15 de septiembre. Primero, algo que ya la misma Secretaría de Seguridad Pública había señalado como una verdad a medias: Karlo Reyes no fue agredido por elementos uniformados de esa corporación en el momento que estaba siendo revisado en el punto de entrada de la calle Doctor Lucio esquina con Juárez. En el video incluso se muestra que aunque algunos elementos no lo dejan pasar, un uniformado de manera amable y prudente le dice que él lo va a dejar pasar, y le pide le indique el lugar en el que fue agredido y le señale, en caso de que los viera, a las personas que lo agredieron.

¿Por qué estaba afuera Karlo Reyes si la agresión se dio en la entrada del pasaje Tanos? Porque según narran los testigos, Karlo Reyes había sido despojado de su cámara y de los accesorios de esa cámara y había sido llevado afuera de los retenes para ser subido a una camioneta. De allá lo fueron a rescatar sus compañeros periodistas. Karlo Reyes regresaba al pasaje Tanos para refugiarse en las oficinas del periódico Imagen del golfo que se encuentran en ese edificio.

¿Por qué cuando lo sacaron quienes lo iban arrastrando no fueron detenidos por la policía? Si mostraron el video de cuando regresaba, ¿no tendrán también el video de cuando lo sacaban?

El video en imágenes muestra la agresión. En la entrada del pasaje Tanos un grupo vestido de civil arremete contra Karlo Reyes. De modo que la agresión existió. Esas personas vestidas de civil portaban un distintivo blanco. Esas personas con el distintivo blanco dialogan con la policía; la policía no defiende al periodista que está siendo agredido, sólo contempla a los agresores. Tiene razón Karlo de estar enojado y de mandar a la chingada a esos policías que no hicieron nada por defenderlo. Los policías que dejan que los sujetos con el distintivo blanco agredan al periodista son perfectamente reconocibles, lo mismo que algunos sujetos con ese distintivo blanco.

¿Qué significa ese distintivo blanco? ¿Por qué los policías no actuaron en contra de los agresores? ¿Por qué dialogaban con ellos?

En el video se incluye un audio que Karlo Reyes envía a un amigo en donde señala que cerca de las ocho de la noche un policía de apellido Ramos de manera prepotente le pide su identificación, señalando que no lo va a dejar pasar. Pero pasa y horas después es agredido y la policía no hizo nada por defenderlo.

Algo que también está siendo muy criticado en las redes sociales a las que se subió el video de Colectivo Voz Alterna es que en medio del estrés que le causó perder sus implementos del trabajo y por la agresión, Karlo Reyes responde con agresiones verbales a las personas que lo quieren detener, los mismos que momentos antes no hicieron nada por defenderlo. Incluso alguien lo graba y de manera hostil sus compañeros lo retiran. Vale señalar que en ese estado de estrés uno no sabe cómo actuaría; en ese momento por todos lados uno ve moros con tranchetes.

Algo que también se me hace fuera de lugar y que no aporta nada, es recurrir al lugar común de responsabilizar al gobierno de Javier Duarte por dicha agresión. Eso ya no sirve de nada. Lo mejor sería ser mesurado y exigir a las autoridades que se castigue a los elementos de la policía por no actuar en su defensa y que se localice a los grupos de choque a quienes se les privilegia con un distintivo blanco, para que actúen a mansalva en contra de quienes consideran incómodos. Es necesario también que se reponga la cámara al periodista lo mismo que los accesorios que le robaron.

Es creíble que estos grupos de choque, que dialogan con la policía de Bermúdez, estén coordinados. Lo que los periodistas debemos pedir, también la ciudadanía, es que se deje de usar a estos sujetos que seguramente son los que en las manifestaciones y en los eventos públicos, como el del 15 de septiembre, acuden a hacer daño. Daño a los periodistas, daño a la ciudadanía, daño al gobierno.

Claro, si el gobierno conoce y mantiene a estos grupos de choque, no los va a castigar. Veracruz seguirá entonces con el estigma de ser un estado donde desde el gobierno se agrede a los periodistas.

Cheque aquí el video: https://www.youtube.com/watch?v=QBoCTyWh1gY

Contacto:

aortiz52@nullhotmail.com