Tránsito
Rosalinda Morales /

Xalapa- 2015-09-0313:04:11-

El diputado Jesús Alberto Velásquez Flores presentó un punto de acuerdo para exhortar al Gobernador del Estado, Javier Duarte a realizar de manera inmediata una revisión a fondo del monto de las infracciones así como de la redacción de los artículos contenidos en el Reglamento de la Ley de Tránsito y Seguridad Vial para el Estado de Veracruz.

A efecto de que, sin mayor demora, se ordene la reducción de las mismas y la debida redacción de los artículos, garantizando de esta manera que en Veracruz vivimos en un estado de derecho.

Citó en su exposición de motivos que el Reglamento de Tránsito para el estado de Veracruz ha recibido innumerables críticas y protestas por las multas excesivas con que se pretende sancionar a los automovilistas, por lo que incluso diversas autoridades municipales se han pronunciado en contra de aplicar este reglamento en sus municipios.

Las manifestaciones se dieron en varias ciudades, “en ellas pudimos observar a los ciudadanos veracruzanos, a los concesionarios de servicio público de pasajeros, motociclistas, ciclistas y peatones que salieron a la calle a pelear sus derechos, en ningún momento observamos manifestaciones violentas ni que tuvieran otro fin que no sea el de exigir a las autoridades que no se les castigue con cargas tributarias excesivas. Equivocados están aquellos que ven en estas protestas a grupos criminales o quienes piensan que el exigir sus derechos convierte a un ciudadano en un delincuente y aún más equivocado quienes piensan que un grupo de ciudadanos que se reúne para exigir sus derechos se convierte en delincuencia organizada”.

Recordó que el artículo 16 de nuestra Carta Magna nos dice que por delincuencia organizada se entiende una organización de hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma permanente o reiterada, en los términos de la ley de la materia, lo cual nunca se dio en este caso.

LOS LINEAMIENTOS DEL REGLAMENTO QUE MOLESTAN A LA CIUDADANÍA

Añadió que el pueblo veracruzano se ha manifestado no en contra del castigo a conductas que mencionamos anteriormente, no estamos en contra de los lineamientos y de la educación vial pero sí en contra de esas multas que lesionan severamente la economía veracruzana y que para la mayoría de la población representan un exceso, como por ejemplo, pagar casi tres mil pesos de multa por circular con luces apagadas después de las seis de la tarde y si los policías viales consideran que hubo alguna agravante, se estarían pagando casi 4200 pesos, cuando actualmente oscurece a las ocho de la noche.

Otros lineamientos que contempla el propio reglamento han sido calificados de absurdos por la ciudadanía, por ejemplo lo mencionado en el primer párrafo del artículo 29 en donde refiere que el no contar con llantas neumáticas en buen estado, te hará acreedor a una sanción que puede ir de los 1000 a los 1700 pesos de multa, siendo que este artículo propicia la extorsión y la tan conocida “mordida”, ya que se le está autorizando a los policías viales que a su criterio determinen qué es una llanta en buen estado y así podríamos mencionar cerca de 150 artículos, las cuales la ciudadanía de Veracruz ha observado que son o excesivas en sus montos o absurdas en su redacción.

Lo anterior hace que este Reglamento, que en un inicio fue planteado con la intención de regular la vialidad, evitar accidentes y en general favorecer a la ciudadanía, se haya convertido para el gobierno, en lo que popularmente se conoce como el año de “Hidalgo”, pues después de que el propio gobierno ha llevado a la quiebra al estado, ahora se busca que sea la sociedad quien pague los platos rotos.”

No olvidemos que nuestra Constitución Política, en su artículo 21, dice lo siguiente: Si el infractor de los reglamentos gubernativos y de policía fuese jornalero, obrero o trabajador, no podrá ser sancionado con multa mayor del importe de su jornal o salario de un día. Debemos recordarles a nuestros gobernantes que Veracruz es el estado que más alto nivel de población rural tiene en el país, ya que es el 42.3% de su población total la que habita en zonas rurales”.

Por ello desde este recinto cuestionó: ¿en dónde queda el respeto y la observancia por parte de nuestras autoridades a nuestra Carta Magna?, ¿en el estado de Veracruz se vive en un estado de derecho?, ¿hay un irrestricto respeto a las garantías individuales de los veracruzanos por parte de las dependencias del gobierno estatal?.

El Partido de la Revolución Democrática se pronuncia a favor de la legalidad y el apego a los derechos de la ciudadanía contemplados en nuestra Carta Magna, por esta razón, no avalamos de ninguna forma disposiciones que pretendan abusar de la ley perjudicando a los veracruzanos.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO