“Si la pregunta es cuánto le debe el gobierno de Veracruz a la Universidad Veracruzana, la respuesta es nada, no le debemos nada… una cosa es subsidio y otra cosa es deuda”, es el razonamiento del gobernador Duarte de Ochoa en torno al dinero que la Secretaría de Finanzas ha dejado de enviar a la casa de estudios. Y para que no haya duda alguna sobre si se remitirá o no el pendiente, el gobernador fue muy claro: “… como dice el convenio, estamos atenidos a la disponibilidad y a las posibilidades financieras y económicas para poder dar esos subsidios…”. Aunque, por otro lado, el senador Héctor Yunes, declara que “no debe haber más pagarés a la educación universitaria… Tenemos que pasar de los dimes y diretes a los recibos electrónicos y a las becas”.