Joseì y Heìctor Yunes
Contraesquina Política
Por Fernando Martínez Plascencia
09 de septiembre de 2015

Patética y despreciable la declaración de Antonio Gómez Peligrin, titular de la Secretaria de Finanzas del Estado de Veracruz. Digo, la verdad, es demasiado despreciable y cantinflesco decir que  no son necesarios más préstamos, pero que tampoco se descartan, en todo caso, la creación de más impuestos; por otro lado, que se requieren cinco mil millones de pesos para restructurar la deuda, que el Estado no se encuentra en bancarrota, y que los “pasivos se saldan conforme a la fluidez del dinero que se tiene”.

Por Dios. ¿Entonces no se les paga a proveedores, contratistas, maestros, becarios, adultos mayores, hoteleros y demás sectores por capricho del mal gobernador que tenemos? Caray, eso sí está peor de lo que imaginamos, porque entonces hay un desequilibrado mental en Palacio de Gobierno que prefiere no pagar porque así se le hinchan los huevos.

Que despidan a sus trabajadores y generen más desempleo pareciera ser la idea perversa de Javier Duarte De Ochoa, verdaderamente es de locos creer lo que explica el titular de Finanzas. Sí, porque eso es lo que da a entender este señor de la SEFIPLAN, que su jefe, por sus calzones, no le paga a toda esa gente que reclama, a todo lo largo y ancho de Veracruz, la falta de pagos. Es decir, dinero si hay… pero en las cuentas particulares de unos cuantos fidelistas que ya todos conocemos.

Por ejemplo, dice que a los adultos mayores, incluidos en la Ley 223, no se les ha pagado porque no se ha terminado de verificar el padrón. Que poca mad….e. ¿Desde octubre no han terminado de verificar el padrón? Que no está actualizado dice Antonio Gómez Peligrin. Sí, porque desde octubre no les pagan los aproximadamente dos mil ochocientos pesos trimestrales que reciben estos adultos mayores. Escúchelo bien, trimestrales. Aproximadamente novecientos treinta y tres pesos al mes. Mientras que se mueran de hambre, total, el loco es su jefe y no él. Es más, dice que por culpa de estos adultos mayores, las finanzas del Estado han sufrido graves daños económicos, que ellos son los culpables, porque están inscritos en otros programas, que diablos le importa, quien puede vivir con novecientos treinta y tres pesos mensuales, nadie. Que le pasa a este señor.

Al paso que vamos, terminarán por decir que las irregularidades que detecto la Auditoria Superior de la Federación es culpa nuestra, que nosotros metimos mano a los recursos económicos de la federación, y que por eso hay tanta miseria y pobreza en el Estado. A ver si la PGR no nos gira ordenes de aprehensión a todos los veracruzanos, o de plano, a ver sino terminamos en un psiquiátrico nosotros.

Cada día me cuesta más entender las estúpidas declaraciones de los gobernantes. Si no, escuche: José Francisco Yunes Zorrilla, había dicho que no buscaría la gubernatura de dos años, que era una locura, que Veracruz no estaba preparado para eso, que económicamente a nadie le convenía, ni a empresarios ni a inversionistas, y ahora sale con que siempre si, que la alianza con Héctor Yunes Landa no existe, que está listo para la de dos años. Atrás quedo su consentimiento de que HYL buscara la de dos años; y atrás, muy atrás, el cafecito cruzado de brazos entre ambos.

Al final de cuentas resulto lo que siempre se dijo en esta columna; que su alianza con Héctor Yunes Landa era pasajera, y que terminaría pronto, que las ambiciones echarían por tierra ese pacto, que la soberbia de alguno de los dos truncaría las aspiraciones de alguno de ellos, y resulto que la soberbia y la ambición desmedida de JFYZ le gano a la sensatez,  que le abre las puertas al clan de la corrupción, liderado por Fidel Herrera Beltrán. Ese loco afán, legítimo, de alguno de los dos, despeja el camino, posiblemente también,  a un tercero, que llegaría desde el escritorio presidencial, y allá Miguel Alemán tiene derecho de picaporte.

Nadie sabe para quién trabaja. Ojala y no, pero la verdad es que el PRI, en este momento no encarna la mejor oferta política, como dice el senador Yunes Zorrilla.

Si se decide por encuesta, lleva la delantera Héctor Yunes Landa. Hasta ahorita. Pero falta un razonable tiempo que puede posicionar a cualquier otro aspirante.

Enrique Peña Nieto se inclinó por Eruviel Ávila, y no era su candidato, pero las encuestas lo ubicaban como el mejor posicionado para ganar o retener el gobierno priista. El resultado ya lo conocemos.

Lo que si se ha detectado es que el senador HYL ha bajado su ritmo de trabajo. Será que Manlio Fabio Beltrones tiene algo que ver en eso? Chequen el dato Lo habíamos comentado.