bolsa_mexicana_de_valoresRedacción- 2015-09-1808:39:31

En agosto, el mes más volátil del año en los mercados financieros internacionales, inversionistas extranjeros sacaron de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sólo ese mes, 10 mil 181.3 millones de dólares que tenían invertidos en acciones que cotizan en el mercado bursátil.

Fue un desplome de casi 6.9 por ciento, que lo ubica como el peor del año. De acuerdo con reportes que regularmente envía la Bolsa Mexicana de Valores al Banco de México a través del Instituto para el Depósito de Valores (Indeval), el saldo de la llamada “posición de no residentes en títulos de renta variable” cayó de 148 mil 186.2 millones de pesos, registrados en julio, a 138 mil 4.9 millones al mes siguiente.

Aunque no se aclara si la salida de esos recursos del mercado de valores se
derivó de una recomposición de portafolios de inversiones o repatriación de capitales, el monto del retroceso es similar a los dólares que el Banco de México ha tenido que subastar en el mercado de cambios para garantizar la liquidez y apuntalar a la moneda nacional.

Desplome

Más aún, medida de manera anualizada, es decir agosto de 2014 frente al mismo mes de este año, la participación extranjera en el mercado de valores
del país registra un desplome de 43 mil 582.6 millones de dólares, equivalente a 24 por ciento.

Durante el año transcurrido los capitales extranjeros en el mercado bursátil pasaron de su máximo histórico de 181 mil 587.5 millones de dólares, al registro de agosto pasado de 138 mil 4.9 millones.

Analistas financieros han manifestado que la volatilidad financiera internacional registrada en agosto derivó de la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos pudiera autorizar un aumento de tasas de interés en la reunión que ayer concluyó en Washington.

La decisión de la Fed prolonga las especulaciones y los movimientos en los mercados durante otras seis semanas hasta la próxima reunión. Obviamente que la importancia de conocer todos estas estas tendencias radica en el efecto que de inmediato tienen en México, en donde no logra entenderse como una frontera tan larga e importante que podría ser una bendición ante el consumismo del vecino del Norte, sea toda una maldición.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO