Es extensa la red de carreteras estatales, al grado que los miles de millones de pesos que asegura el gobernador se han invertido para su “modernización” no se ven por ningún lado y se comprueba con las interminables protestas de habitantes de este estado exigiendo el arreglo de sus caminos. También llama la atención el informe sobre la rehabilitación de 62 centros de salud porque no se comprueba en ninguno de ellos, pues sus instalaciones están en condiciones deplorables, algunos con construcción a medias con mínimas posibilidades de ser concluidas, casos como el de Nautla, el de Perote y el de Papantla son obras prácticamente en el abandono y difícilmente serán puestas en funcionamiento en el tiempo que le resta a la actual administración estatal que preside Duarte de Ochoa.