Política
Por Mario Mijares
22 de septiembre de 2015

Ante las victimas desaparecidas y asesinadas, Enrique Peña Nieto y Aracely Gómez González, no les aflora un mínimo de compasión. Sobre todo ella, que viene de una universidad confesional, todo ello hace que se incremente la falta de credibilidad hacia el gobierno mexicano.

1.- Arely Gómez, procuradora general de la república mexicana, abogada egresada de la Universidad Anáhuac, el miércoles 16 de septiembre se presentó ante los medios de información en vivo. El objetivo era leer el reporte enviado por el personal del Instituto de Medicina Forense de una Universidad, ubicada en Innsbruck, Austria. La procuradora desde el inicio de su lectura, hizo énfasis, sobre su gran admiración por los adelantos científicos, y en seguida leyó textualmente un extenso documento, redactado en un lenguaje especializado, que en realidad no sé cuántos de los televidentes lo podíamos entender. Y por lo inmutable de la lectura, posiblemente ni la procuradora entendía en esos momento lo que leía.

Ya investigando el lenguaje y los términos científicos del reporte, éste señala sobre “El genoma mitocondrial (ADN mitocondrial, ADNmt/ADNm o mtDNA/mDNA en inglés) el cual es el material genético de las mitocondrias, los orgánulos que generan energía para la célula. El ADN mitocondrial se reproduce por sí mismo semi-autónomamente cuando la célula eucariota se divide”. Sólo le faltó decir que el ADN mitocondrial fue descubierto en 1963, por Margit M. K. Nass y Sylvan Nass utilizando microscopia electrónica y un marcador sensitivo al ADN mitocondrial.

Lo incongruente y contradictorio de todo esto, es que el día de ayer salió en la prensa nacional en donde uno de los involucrados a quien se le conoce como: “El Cabo Gil” o “El Gil”, un individuo que permaneció en el territorio el día del problema, dijo que no acepta sobre la quema de los 43, así también reveló el diálogo de militares la noche de Iguala, véase: http://prodigy.msn.com/es-mx/noticias/mexico/%E2%80%9Cel-gil%E2%80%9D

2.- Esto me recuerda el cuento de una rata de campo, que fue a visitar a un familiar a la ciudad, y desde el arribo de ésta, la rata urbana le empezó a presumir así como a explicar los acontecimientos por donde ambas iban haciendo su travesía. En cada suceso que sorprendía al roedor campirano, la rata metropolitana le decía que no tuviera desconfianza, pues todo lo que sucedía era científico, con lo cual explicaba los distintos prodigios. Al otro día cuando iban en su recorrido, al atravesar la rata científica la calle se descuidó y fue aplastada por un automóvil. Entonces la rata campirana lo único que dijo: ¡Todo es científico! Y se retiró.  

Ante las cualidades de la lectura de la procuradora, lo único que le podríamos solicitar es que de forma científica; informe y explique a los padres y los habitantes de este país, ¿por qué, cómo y cuándo? fueron asesinados los 43 jóvenes normalistas y sobre todo ¿quiénes fueron los agresores?

  1. – La falta de sensibilidad de parte de la titular de la procuraduría se confirma, ya que los resultados señalados que se hicieron públicos, no les fueron comunicados a los padres de las víctimas. Con todo y que existía un compromiso por parte de la autoridad para realizarlo. Según comento uno de los padres de familia, “nosotros nos enteramos por la prensa.” La Jornada, 18/09/2015, p.14.

De la misma forma, en Chilpancingo, Guerrero, el vocero de los padres de familia, de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, rechazó el informe que presentó la Procuraduría General de la República (PGR), y aseguró que los restos enviados al laboratorio de la Universidad de Innsbruck, no corresponden a los de Jhosivani Guerrero. Entrevistado vía telefónica, manifestó que con esta información, y la de algunas televisoras, se pretende desvirtuar el informe que presentaron los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “nosotros sabíamos que iba a haber una respuesta por parte del gobierno federal para desvirtuar el informe de la CIDH”.

Manifestó que ahora “el problema es que la PGR, la cual asegura que son los restos de él (estudiante), tan sólo porque existe una pequeña coincidencia, y es muy baja”. “No aceptamos nosotros dicho informe de la PGR, y no lo haremos hasta que no nos lo comprueben realmente. Por lo pronto, vamos a esperar a ver lo que nos digan los integrantes del equipo de expertos argentinos, con los que nos vamos a reunir en estos momentos”, precisó. Asimismo, la opinión de los sudamericanos es que “son muy bajas las probabilidades de que sean de él (Jhosivani Guerrero) nomás que la procuradora lo maneja como si fuera un hecho, que los restos pertenecen al normalista”.