Finalmente al gobierno del estado no le resultó la estrategia de dejar sin escuela a miles de niños veracruzanos los días 14 y 15 porque de todos modos maestros afiliados a diversos sindicatos se apostaron frente a la Secretaría de Finanzas y Planeación en demanda de pagos por concepto de carrera magisterial etapa 22-23, retroactivo de aumento salarial 2015, bono del Día del Maestro, Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y bonos de compensación que según los manifestantes se adeuda a 90 mil profesores de la entidad. Lo peor resultó en el bloqueo al tramo carretero a Banderilla que provocó un tremendo embotellamiento vehicular con extraordinaria pérdida de horas-hombre.