Tomás Ruiz, al menos en declaraciones parece que está moviendo muchas de las taras que tiene la Secretaría de la que es titular. Ya destrabó el problema del túnel sumergido de Coatzacoalcos y está haciendo un ruido mediático con lo del puente escénico de Boca de Río. Ahora se refiere a 80 denuncias penales en contra de empresas locales y foráneas que incumplieron contratos de obra desde 2010-2011, asuntos que lleva la Fiscalía General del Estado. Lo sorprendente es que nada se haya hecho hasta el momento, estamos en el quinto año del gobierno y la Fiscalía nada resuelve ni se han recuperado los dineros de las fianzas. Tomás Ruiz calcula que son “unas 60 obras las que están pendientes, pues de todos los años, 2009, 2010, 2011 del FONDEN. Lo que descubre Tomás Ruiz revela que en la dependencia que ahora encabeza todo estuvo de cabeza en ese sector de la administración estatal cuyos anteriores titulares no supieron manejar.