342.- San Junípero Serra !713-1784.Conversatorio
Por Ángel Rafael Martínez Alarcón
24 de septiembre de 2015

El Sumo Pontífice Romano Francisco, durante la semana del 19 al 25 de septiembre del 2015, realiza una histórica visita pastoral a la República de Cuba y los Estados Unidos de Norteamérica. Uno de los grandes acontecimientos de los últimos años en la vida política de las naciones arriba señaladas, ha sido que gracias a los buenos oficios de SS. Francisco, fue el restablecimiento de relaciones diplomáticas con rango de intercambio de embajadores.

Cuba y Estados Unidos, que por más de medio siglo no mantuvieron relaciones diplomáticas, justamente cuando triunfa la Revolución Cubana se declaró socialista pro soviético; eran los últimos meses de la presidencia de John F Kennedy. Gracias a las negociaciones entre la presidencia de Barack Obama, SS. Francisco y el comandante Raúl Castro Ruz, se logró normalizar el estatus diplomático; las negociación continúan lentamente, ya sólo falta que el Gobierno de los Estados Unidos levante el embargo comercial impuesto al régimen cubano. Nuestra nación brilló por su ausencia en la reconstrucción de la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones. Nada que ver de la política exterior del presidente Adolfo López Mateos que en 1959, defendió la autodeterminación del pueblo cubano de elegir su forma de gobierno, así como también de mantener las relaciones diplomáticas entre Cuba y el Gobierno Mexicano. Cuba y México, son naciones hermana desde de los tiempos del periodo colonial

Lo principal de la visita pastoral ha sido la canonización del beato Junípero Serra, religioso franciscano, nacido hace 202 años. Su historia es extraordinaria, como de los muchos evangelizadores que llegaron al Nuevo Mundo desde finales del siglo XV. conviene recordar que el conquistador de Hernán Cortés, solicita a emperador Carlos V, el envío de misioneros franciscanos para la conquista espiritual de las nuevas almas de las tierras descubiertas y cumpliendo unas de las cláusulas del testamento de la reina Isabel de Castilla para evangelizar a los naturales de las nuevas tierras.

El beato Junípero Serra Ferrer, nació el 24 de noviembre de 1713, en la localidad de Petra en las isla de Mallorca, hijo de Antonio Serra y Margarita Ferrer, bautizado con el nombre Manuel José, ya cuando ingresó a la vida religiosa cambia de nombre por Junípero, fue el tercer hijo de los cinco del matrimonio Serra Ferrer. De muy joven ingresa a la orden franciscana en el Convento Franciscano de San Bernardino. En 1729, se hace fraile y cambio de nombre, en el Convento de Palma de Mallorca, destacándose como un estudioso alumno, más tarde como docente también obtuvo el reconocimiento de su comunidad religiosa.

Por obediencia a sus superiores, es enviado a la Nueva España, en compañía de su regula el fraile Francisco Palou, iniciando el viaje primero a la península ibérica: Málaga y llegando el 7 de mayo de 1749, al puerto de Cádiz del reino de Andalucía. Su primera estancia en el Nuevo Mundo, fue en la isla de Puerto Rico; para llegar siete de diciembre de 1749, a la edad de 36 años, al Puerto de Veracruz. Se tiene registrado que los 500 kilómetros que separaba a la Capital de la Nueva España, lo realizó caminado, provocando una afección en una de sus piernas que lo acompañó el resto de sus días. Su primeras acciones en la Nueva España fue la misión de la Sierra Gorda de la provincia de Santiago de Queretaro. En 1767, Carlos III expulsó de los territorios de sus reinos a la Compañía de Jesús, provocando una crisis institucional en renglón de las instancias del clero. Vacío que los franciscanos tuvieron cubrir al igual de las otras órdenes religiosas.

Junípero Serra, es enviado al territorio apache de Texas, misión que no se realizó para ser destino a la Alta California, saliendo de puerto de San Blas en el Pacífico con destino a las tierras más lejanas del virreinato de la Nueva España, como son la Alta y Baja California, donde trabajar por espacio de 17 años, fundado las misiones, que posteriormente dieron paso a poblaciones. Algunas de la MIsión de San Diego de Alcalá, Misión de San Carlos Borromeo, Misión de San Antonio de Padua, Misión de San Gabriel, Misión de San Luis Obispo, Misión de San Buenaventura, amén de otras misiones tuvo una relativa vinculación.

Junípero Serra, falleció en el 28 de agosto de 1784, en la Misión de San Carlos Borromeo, a los 70 años y nueve meses.

El camino hacia los altares inicio en el año de 1940, conforme lo señala la congregación de los santos. Siendo la Provincia Franciscana de Santa Bàrbara quien inició el proceso de investigación y diez años tarde la Diócesis de Fresno, entrega toda la documentación, obtenido la categoría de Siervo de Dios, en los primeros años del pontificado de Juan Pablo II, lo designa en 1980, como Venerable. Para el 25 de septiembre de 1988, es declarado beato. El pasado 15 de enero del 2015, SS Francisco, anunció su canonización, para añadirlo al libro del canon de la Iglesia Católica Apostólica Romana para su declaración formal como Santo de la Iglesia. siendo el primer santo de las Islas Baleares, y el primero en ser canonizados en tierras de Norteamérica. Junípero Serra Ferrer, es considerado como uno de los fundadores de la nación norteamericana, en el Capitolio desde 1876, tiene una estatua, como reconocimiento a su labor en las Californias, con motivo de su canonización hubo una campaña para retirarla del recinto parlamentario.

SS Francisco, no tuvo la necesidad de venir a México, México fue a su encuentro con una niña de padres oaxaqueños e ilegales. Sofia Cruz con tan sólo cinco años, fue la portavoz del sufrimiento de los migrantes ilegales: https://www.youtube.com/watch?v=mD6-EoOzjn4

Ya en esta ambiente religioso, la iglesia particular de Xalapa, el 22 de septiembre recibió la grata noticia que el Siervo de Dios, Juan Manuel Martín del Campo, recibió por parte del sacro congregación de la causa de los santo, lo designó con Venerable, el próximo nombró entró será de beato, más cercano a la canonización. Padre Martín del Campo 1917-1996