Duarte
Hilario Barcelata Chávez
Columna Economía y Sociedad
VERACRUZ. MAS DEUDA PÚBLICA OCULTA. LOS CRÉDITOS CON GARANTÍA DE PAGO

Los vacíos de información en los que incurre de manera deliberada y sistemática el gobierno de Veracruz respecto del monto de la deuda pública total (garantizada y no garantizada) son una grave falta a la legalidad y constituyen un atentado al derecho constitucional a la información.

Por lo anterior, se vuelve urgente analizar los pasivos ocultos con montos desconocidos que el gobierno del estado mantiene, como sucede con los “créditos con garantía de pago oportuno”, los “préstamos quirografarios” y “las cuentas de orden”.

Veamos en primer lugar los “créditos con garantía de pago oportuno” que son un tipo de deuda donde el deudor va disponiendo de los recursos contratados en varias exhibiciones, de acuerdo con sus necesidades, hasta alcanzar el monto máximo pactado.

El gobierno de Veracruz contrató en noviembre de 2012 tres créditos de este tipo con Banobras. El primero por un monto máximo equivalente al 45% de  una emisión bursátil por 2,300 mdp, es decir una deuda por 1,035 mdp. El segundo por un monto máximo equivalente al 45% de una emisión bursátil por 4,600 mdp, es decir, una deuda de 2,070 mdp. Y el tercero por un monto máximo equivalente a 45% de una emisión bursátil por 475,675,200 UDIS, lo cual equivale (a valor de la UDI de ese momento) a 1,134 mdp.

                                                  Hilario 2

El gobierno del estado no ha reportado a la SHCP cuanto ha dispuesto de estos créditos, pero como el crédito es una especie de caja chica y el plazo de pago muy largo, es de suponer que ya utilizó el monto máximo permitido de cada uno de ellos y que no lo ha pagado, por lo que entonces habrá adquirido y tiene pendiente de pago, un endeudamiento de 4,239 mdp.

Este monto es adicional a la deuda que hasta la semana pasada teníamos calculada en el Observatorio de Finanzas Públicas de la Universidad Veracruzana, por lo que al considerarla, debemos hacer una corrección en el monto de los pasivos del gobierno estatal, la cual sería ahora de 78,758 mdp.

Por supuesto, este monto aún puede aumentar conforme el gobierno dé a conocer nuevos datos o sea posible estimar con certeza científica, otros rubros de deuda tales como los “préstamos quirografarios”, que son operaciones de crédito a corto que carecen de garantías específicas y solo están respaldados por un pagaré. Normalmente se utilizan para cubrir necesidades urgentes de liquidez como el pago de la nómina. Mediante estos últimos, el gobierno del estado habría contratado deuda recientemente con una frecuencia escalofriante (dos o tres veces por mes por lo menos) por montos de 100 a 500 millones de pesos cada uno.

Asimismo es necesario conocer los montos de las “cuentas de orden” que constituyen un registro contable que señala obligaciones contingentes se convertirán en un compromiso de pago por ejemplo: avales, litigios (juicios laborales pendientes de resolución), fianzas, mercancías a consignación, activos totalmente depreciados y pérdidas fiscales.

Los vacíos de información en los que incurren el gobierno estatal, habrá que seguirlos llenando con estimaciones que tienen el riesgo de quedarse por debajo de la realidad.

                           Hilario 1

Foto de http://misticosyterrenales.blogspot.mx/2015/06/misticos-y-terrenales-proveedores.html