El control de la asamblea de representantes se le ha convertido al PRD en otro embrollo político y más temprano que tarde traerá  consecuencias en la orientación de las decisiones del jefe de gobierno.

No ha sido la mejor manera como el PRD a intentado hacerse del control de  comisiones de mayor peso al interior de este órgano legislativo, recurriendo a malabares, alianzas con PRI, PANAL y Partido Verde, hasta la inclusión en su bancada de diputado de otros partidos, lo cual tampoco lograra impedir que el MORENA, ejerza su peso como la fuerza política mas votada por los capitalinos.