peña-compromison- 2015-09-0209:16:38

Enrique Peña Nieto ha cumplido sólo el 10.52 por ciento de los compromisos que firmó ante Notario Público durante su campaña electoral en 2012.

En los primeros 18 meses de gestión, el Jefe del Ejecutivo había entregado 4.5 por ciento y al completar dos años, había alcanzado el 4.8 por ciento de sus promesas.

El presidente está casi a la mitad del sexenio y para cumplir la totalidad de sus compromisos tendría que hacer válidas 44 promesas por año en promedio, una cifra que le quedó muy lejos en lo que va de la administración.

Si el mapa de compromisos se observa por ámbitos, el que más complicaciones presenta es el de la Infraestructura.

El grueso de puntos comprometidos le corresponde a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la dependencia más castigada por el recorte presupuestal con el que reaccionó el Gobierno mexicano ante la turbulencia mundial y frente a su propia desaceleración económica.

Pero también se nota estancamiento en el combate a la corrupción y la pobreza. Los resultados de la Secretaría de la Función Pública que eximieron de conflicto de interés al propio Primer Mandatario y al Secretario de Hacienda, Luis Videgaray en los escándalos inmobiliarios revelados el año pasado, hundieron la expectativa de la creación de una comisión anticorrupción autónoma, compromiso número uno de la lista del Presidente. Mientras, dos millones de mexicanos cruzaron la línea hacia la pobreza, cuando una de las promesas era volver más efectivos los programas sociales para aminorar ese mal.

En resumen: para poderle cumplir a los mexicanos la totalidad de los 266 compromisos de campaña, a un ritmo de 28 cada tres años, el Presidente necesitaría 28.5 años más o, lo que es lo mismo, 4.75 sexenios adicionales.

En su primer año de gobierno, el político solo pudo ejecutar cuatro compromisos (el 1.5 por ciento), mientras que en el segundo año llevó a cabo 24 (el 9.02 por ciento).

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO