De nueva cuenta el papel de Ejército mexicano ha quedado entredicho al conocerse el informe del grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que investigó de manera independiente los lamentables hechos de Ayotzinapa.

El mencionado informe de este organismo internacional señala que elementos del ejército que operan en la zona donde desaparecieron los 43 jóvenes normalistas, al menos tuvieron conocimiento de las agresiones de la policía municipal de Iguala en contra de los estudiantes sin que hayan tomado medidas para auxiliarles. Lo anterior se desprende de las bitácoras registradas por militares que recorrían carreteras y hospitales informando a sus superiores de los acontecimientos de esa trágica noche del 26 de septiembre.