Opinión
Por Mario Javier Sánchez de la Torre
18 de septiembre de 2015

Al llegar a su fin hoy la que podemos nombrar la semana de la patria, el panorama tanto para el Gobierno Federal, como pare el del Estado de Veracruz, no es muy halagador.

Por parte del Gobierno de la República no solamente lo que ha salido a la luz pública en lo referente al caso de Ayotzinapa, que prácticamente hecho abajo todo lo realizado al respecto a la fecha, sacudió la imagen de la administración de Peña Nieto a nivel internacional. También el lamentable suceso de los turistas mexicanos muertos, todo parece indicar que por un error de logística del ejército de Egipto, en aquella nación. Hecho que no tiene por qué demeritar la imagen a nivel internacional de México, pero que de alguna forma puede considerarse como la primera prueba a la capacidad de trabajo de la flamante titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la ex especialista en turismo licenciada Ruíz Massieu.

Por lo que toca al gobierno estatal veracruzano, las cosas tampoco andan como se quisiera. Y digo se quisiera, porque seguramente todos los que aquí vivimos, estamos de acuerdo en que deberían estar mucho mejor y no en la situación en que se encuentran, especialmente en el aspecto económico. Pero eso es una situación que se viene arrastrando de alguna manera desde el nefasto sexenio de la fidelidad.

Siendo lo que a últimas fechas ha empañado la imagen de la administración estatal veracruzana, el deterioro de las relaciones entre algunos de los servidores públicos estatales e integrantes de los medios de comunicación. Concretamente con los reporteros y fotógrafos, de algunos medios impresos, de radio, de televisión e internet. Situación que se puede considerar que tuvo como detonante, el asesinato múltiple que se dio en la colonia Narvarte del Distrito Federal, que aunque no sucedió en tierras veracruzanas, lamentablemente involucro al reportero gráfico Rubén Espinoza y la activista Nadia Vera, ambos personas que desarrollaban sus trabajos profesionales en tierras veracruzanas.

Hechos a los que desgraciadamente hay que sumar lo sucedido el pasado 15 de septiembre, aquí en Xalapa, al reportero Karlo Reyes de la agencia ABC Noticias, quien fue agredido por un grupo de personas y despojado de sus utensilios de trabajo durante los festejos en la zona del Centro Histórico de esta ciudad.

Hasta el momento de redactar la presente se desconoce quiénes fueron los agresores, si gente del gobierno vestida de civil o delincuentes, pero fuera quien fuere, lo grave del asunto es que la agresión se dio y lo más inquietante, que se dio en la persona de un trabajador de los medios de comunicación. Situación que en estos momentos viene a agravar el ambiente de tensión que existe al respecto y que en nada beneficia a ninguna de las partes. Esperemos por el bien de todos que a la brevedad la autoridad correspondiente quiera o pueda aclarar la agresión, pues de no ser así, las dudas sobre la seguridad de los trabajadores de los medios de comunicación en esta entidad, continuarán creciendo lo que por donde se analice en nada beneficia a la actual administración. Hasta el lunes.

Contacto:

 noti-sigloxxi@nullhotmail.com