Ahora los maestros se la pusieron muy difícil al ya atribulado Secretario de Finanzas que no siente lo duro sino lo tupido: “Si no hay pago no hay Grito”. Tal asegura el maestro Oswaldo González, del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV), que ayer tomaron las oficinas de la referida dependencia de gobierno en demanda del pago de prestaciones pendientes por pagar. Señala: “Hay un consenso de parte de los compañeros que estamos manifestándonos, la mayoría representantes de las escuelas, donde si no resuelven el problema de manera inmediata hay un consenso de que si no hay pago no hay Grito.” Son pagos por la rezonificación y pago de la carrera magisterial, que tienen un retraso de 3 años. Aunque, por su parte, el gobernador atribuye estos movimientos a “otros fines”.