El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de diputados del Congreso General difunde un análisis que revela que un 62% de los mexicanos, es proclive a apoyar a candidatos sin partido. Esta información descubre el por qué gobiernos como el de Veracruz decidieron aprobar una ley que reconoce las candidaturas independientes pero a cambio impone requisitos difíciles de cumplir. Allí sí cabe la conseja popular “el miedo no anda en burro.