Ramón
Nora Gabriela Lira

Orizaba- 2015-09-0714:53:39-

Al entrar en el tercer año del proyecto Mapa Humano de las Altas Montañas, investigadores locales y de la UNAM han emitido la hipótesis biológica, contraria a la argumentada a nivel nacional, de que la población mexicana es altamente vulnerable a la diabetes no por su origen indígena, sino por el mestizaje con grupos caucásicos, señaló Ramón Rocha Manilla, investigador.

Destacó que la idea de este proyecto desarrollado por el Centro de Ciencias de la Complejidad Humana, el cual está radicado en Orizaba, y el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM busca estudiar la diversidad biológica y cultural de la región para establecer un mapa genético y al mismo tiempo uno cultural que sea más avanzado de lo que hasta ahora se ha hecho en este campo en 29 poblaciones de la sierra de Zongolica.

Indicó que en la región, los micro grupos indígenas son distintos, con una forma lingüística distinta, cultura diferente que abarca también lo religioso, pero además hay una forma biológica distinta.

“La población que tenemos en la región proviene de varias migraciones y tiene un gran peso biológico tanto indígena como cultural. Hemos encontrado poblaciones que poco se han mestizado y tienen baja prevalencia de la diabetes mellitus, como son Necoxtla (Mendoza), Zacamilola (Zongolica) y Soledad Atzompa”, expuso.

Esa población, detalló, proviene de varias migraciones de la región de Hidalgo y llegaron a esta zona hace mil 100 años, a lo largo de los cuales pocos de han mestizado con otros grupos biológicos.

“A pesar de que consumen altas cantidades de refresco, sopa instantánea, pan y tortilla, tienen un 2 por ciento de diabetes mellitus. Mientras nosotros comemos una tortilla que pesa 30-35 gramos, ellos comen una de 50 gramos y no sólo 3 o 4 como está recomendado para evitar la obesidad o diabetes, sino que consumen de 12 a 15 tortillas por comida”, apuntó.

Rocha Manilla explicó que esto significa que el maíz que consumen tiene una carga biológica muy sana y poco vulnerada, pero sobre todo que el valor biológico de los grupos indígenas de la sierra de Zongolica, sobre todo los grupos nonoalcas o que vinieron de Hidalgo son altamente sanos para la diabetes.

Con ello, expuso, se busca entrar a la discusión de esa hipótesis biológica nacional en donde se argumenta que los mexicanos son altamente diabéticos por su origen indígena, y en cambio hacer ver que los mexicanos son altamente vulnerables a la diabetes no por su origen indígena, sino por el mestizaje con grupos caucásicos.

“Entre más mestizaje, la expresión de diabetes es mayor”, resaltó.

 AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO