Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Místicos y Terrenales

 

  • Pepe Yunes: ¿Vale la pena gobernar dos años?

  • Condiciones para un Veracruz mejor

  • Mortalidad materna: Héctor Yunes

Pepe Yunes lanza la pregunta:

¿Porque vale la pena ser gobernador en un periodo tan corto?

Y su respuesta es porque en ese tiempo se pueden construir bases para cambiar la situación que vive Veracruz, la cual no se podrá modificar en 2 años, por todo el rezago que se tiene y la situación social que se vive.

Un gobierno de 2 años no se puede construir pensando en que se tendrá un botín para seguir saqueando, porque el estado está en condiciones más que lamentables.

Tampoco se puede sacar adelante pensando que en ese tiempo nada más “nos la vamos a pasar pateando el bote, como han dicho algunos”.

Enfatizó, apunta: “si hay tiempo para hacer cosas, para sentar bases, para fincar responsabilidades, para modificar el rumbo, para crear condiciones para que quien siga después en un gobierno de 6 años lleve a Veracruz a otros nivel de desarrollo, si es que esa es su intención”.

Pero también rechaza que junto con Héctor Yunes ya hayan definido quien va primero y quien después en la gubernatura de Veracruz, porque eso lo decidirán las encuestas, las mediciones, en el momento que haya que tomar la decisión de quien será el candidato del PRI al gobierno del estado.

Refirió que ante la urgencia “lo que queremos para Veracruz no se construye en sexenios, se construye en días… a veces incluso en minutos”, porque son decisiones que deben tomarse en el momento y acciones que necesitan de un conocimiento puntual de las condiciones de la entidad para poder tomar el mejor camino.

El panorama “está bien complejo, si se necesita valentía” para entrarla a una gubernatura de dos años.

Pero si se hacen bases “seguramente vendrá una administración de 6 años que pueda desarrollar el estado”.

No habla de perdón, no habla de cacería de brujas, pero si de justicia; de reclamarle con la ley en la mano a quien la mano metió en las finanzas públicas y fincarle las responsabilidades que le correspondan.

“¿Que tenemos que hacer para que sea costoso para un gobernador no hacer bien su trabajo?”, se interroga, y refiere que ese es uno de los puntos a desarrollar para evitar la impunidad ante las malas acciones, pero también ante la ineficacia, que es altamente dañina para la sociedad.

Y esto lo vislumbra así porque uno de los reclamos sociales que deben atenderse con más prontitud es la impunidad ante los actos que violentan la ley: “si queremos devolver la confianza a la ciudadanía tenemos que mostrarle que somos capaces de aplicar la ley sin distingo”.

José Yunes fijo postura en una reunión privada en donde se presentaron diversos planteamientos de “Una propuesta por Veracruz”.

Ahí José Francisco Yunes dijo que “algo que nos duele a todos es el estado de Veracruz” y que ante el panorama actual una de las decisiones menos afortunadas que se podrían tomar sería el permitir que continúe el actual estado de cosas.

En esa reunión, algo muy llamativo es que la mayoría de los que presentaron alguna propuesta lo hicieron reclamando la urgencia de implementar medidas que mejoren la situación que vive el estado.

También puntualizó que el problema de Veracruz si es grave y si es financiero. Y reiteró que existe un sobrejercicio fiscal y gasto excesivo que se enfrenta con deuda.

La situación de Veracruz es tan grave que en las instituciones de salud que están en la entidad, no hay medicinas, ni elementos de curación.

”Sí, se creció en el numero de personas inscritas en el Seguro Popular, pero eso no significa que se les garantice una atención médica adecuada”.

La reunión de “Una propuesta por Veracruz” la convocó Edgar Hernández y tuvo una aceptación sustancial, con la presencia de figuras como Francisco Berlín, que pidió regresar Veracruz a un estado de derecho y no seguir en la senda de un estado falido; o Susana Torres, que ponderó la necesidad de regresar al servicio de carrera en la Secretaría de Finanzas y no dejar que la operación de los recursos del estado quede en manos inexpertas o que buscan otros fines para los dineros públicos; Hilario Barcelata que habló de una reingeniería de la administración estatal, sobre la base cero. Carlos Feráez, cuarto en la generación de empresarios radiales que comentó los intereses creados que impiden desarrollar negocios viables porque se pisan “intereses que uno ni siquiera sabe que existen”.

O un joven como Rodrigo Montoya que mencionó la necesidad de generar más infraestructura cultural y deportiva para los jóvenes y evitar los caminos de la delincuencia; Xalapa –apuntó- es la ciudad que tiene mayor número de jóvenes en situación de pandillerismo.

O el notario Antonio Limón que habló de limitar el numero de notarias y que la entrega de las mismas se haga a quienes demuestren vocación por ese servicio y conocimiento del mismos, que sean capaces de desarrollar la actividad, y que no lleguen a hundirla.

O Eduardo Thomae que en su recuento lamentó que en Veracruz lejos de avanzar hemos decrecido frente ala nación.

Pero también enfatizó Thomae su “No quiero que en el gobierno se siga robando” y por consiguiente su reclamo de que exista la moral política, la cual se extinguió “porque a alguien se le ocurrió que el gobieno es un botín”.

Hay que erradicar el cinismo –prosiguió- y retomando lo dicho por quienes antes usaron la palabra expresó: Se debe resarcir el estado de derecho

Y de frente a Pepe Yunes le dijo que no se debe engañar a la población con lo que se propone, para después enfatizar lo ponderado a lo largo de la mesa: Su posibilidad de hacer historia.

Pero una historia buena, bien recordada.

En esta reunión Edgar Hernández y Yolanda Lagunes fueron magníficos anfitriones y eficaces organizadores.

DISMINUIR MORTALIDAD MATERNA. El senador Héctor Yunes Landa urgió a implementar políticas públicas de difusión e información para prevenir y disminuir la Mortalidad Materna infantil en el país, donde cada año mueren cerca de tres millones de recién nacidos, y otros 2.6 millones fallecen antes de nacer.

Para lograr esto presentó un exhorto a la Secretaría de Salud, para que en coordinación con sus homónimas estatales, se implementen políticas públicas de difusión e información para prevenir y disminuir la Mortalidad Materna en el país.

Citó que la Organización Mundial de la Salud (OMS), define la mortalidad materna como la muerte de una mujer durante su embarazo, parto, o dentro de los 42 días después de su terminación, por cualquier causa relacionada o agravada por el embarazo, parto o puerperio o su manejo, pero no por causas accidentales.

Destacó que las obligaciones internacionales de derechos humanos contraídas por México comprometen al Estado a prevenir la muerte materna; sin embargo, los datos estadísticos no muestran una reducción notable en los últimos años, y en cambio si revelan la existencia de problemas estructurales en el Sistema de Salud que impiden a las mujeres un acceso efectivo a los servicios durante la maternidad.

Abundó que para la cuarta semana de agosto, el Observatorio de la Mortalidad Materna en México reportó que el Estado de Veracruz ocupó el quinto lugar a nivel nacional con 21 casos de muerte materna, por debajo de los Estados de Chiapas, Oaxaca, Distrito Federal y Estado de México.

Por otra parte, el Comité por una Maternidad Segura, que opera en el Estado de Veracruz, reveló que durante 2014 se registraron 70 casos de muerte materna.