LOS ANGELES, CA - MARCH 28: Illegal immigrants wait outside the Caracen Day Labor Center and near a Home Depot hoping to get hired for a job, on March 28, 2013 in Los Angeles, California. The center is open Monday through Friday from 6:30 am to 2 pm. They now use the internet to post jobs for drivers, cooks and construction work. Employers who formerly came to look for workers in person are now afraid to hire illegals. The Obama administration is proposing a new amnesty program for illegals already in the country. (Photo by Melanie Stetson Freeman/The Christian Science Monitor via Getty Images)
LOS ANGELES, CA – MARCH 28: Illegal immigrants wait outside the Caracen Day Labor Center and near a Home Depot hoping to get hired for a job, on March 28, 2013 in Los Angeles, California. The center is open Monday through Friday from 6:30 am to 2 pm. They now use the internet to post jobs for drivers, cooks and construction work. Employers who formerly came to look for workers in person are now afraid to hire illegals. The Obama administration is proposing a new amnesty program for illegals already in the country. (Photo by Melanie Stetson Freeman/The Christian Science Monitor via Getty Images)

Los Ángeles. Al menos 244 inmigrantes “con antecedentes penales”, la gran mayoría mexicanos, fueron detenidos en una amplia operación de cuatro días en el sur de California, informaron este lunes las autoridades estadunidenses.

El macro-operativo, que terminó el pasado jueves, “es el más exitoso” hecho hasta ahora por agentes del servicio de inmigración y aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), según explicaron en un comunicado.

La redada se desarrolló en los condados de Orange, Riverside, San Bernardino, Santa Bárbara y San Luis Obispo, al sur, este y noroeste de Los Ángeles.

Del total de detenidos, 191 son ciudadanos mexicanos. El resto son peruanos, franceses, tailandeses, ghaneses y de 16 nacionalidades más.

Cuatro de los arrestados estaban siendo procesados por la justicia por haber entrado de nuevo al país de forma irregular tras haber sido expulsados en el pasado. Entre ellos está el mexicano Vincente Onofre-Ramírez, quien fue condenado hace 13 años en Nueva York por agresión sexual.

El 56 por ciento de los detenidos fue condenado anteriormente por delitos graves como abuso de menores, narcotráfico y posesión de armas. Las leyes federales establecen que las personas arrestadas durante las redadas con órdenes de deportación o que ya han sido deportadas pueden ser expulsadas inmediatamente del país.

Ver esta información en:

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/08/31/detienen-a-244-migrantes-en-su-mayoria-mexicanos-en-el-sur-de-california-6973.html