Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
07 de septiembre de 2015

México no puede tener rumbo, como comentó Peña Nieto, en cuanto que está incendiado. Los únicos que insisten de manera demagógica, en hablar de avances que nadie más ve son los de la clase política. No puede haber rumbo en una nación, cuando no existe liderazgo y el mandatario en turno es rechazado hasta por un 85% de sus gobernados. No existe la democracia en un país, en donde se asesinan a periodistas, activistas sociales, opositores en el ejercicio de la libre expresión. Cuando el mundo intelectual, periodístico, artístico, político, científico cuestiona a un presidente por crímenes de lesa humanidad y el gobernante demerita, con suposiciones de complot o querer lastimar a México. No hay rumbo porque no hay camino trazado. Unas reformas, que no progresan ni se ven los beneficios anunciados. Una necesidad de vivir en el esplendor imperial, gobernando con más de la población empobrecida aunque desmientan a sus mismas instituciones al respecto. Un México donde la pobreza crece, dos millones de pobres más en dos años, al mismo ritmo que los nuevos ricos integrantes de los gobiernos. Cuando la corte reinante, se desplaza como monarcas y el pueblo exige, clama justicia y no se escucha. Que permite que los gobernadores y alcaldes, sean unos virreyes, se roben el dinero del pueblo y enriquezcan de manera insultante dejando a sus entidades con deudas tremendas. Que no acaten las leyes.

*** En su inicuo discurso de su tercer aniversario, afloró su miedo. Habló del populismo, aunque no le puso nombre, de Manuel López Obrador cuando el PRI es el más populista con sus millones de acarreados. Esos que copta con dinero del erario público nacional y “les mata el hambre” con despensas baratas y artículos chinos perecederos. Los que “acarrean” sin ningún miramiento, bajo la mirada fría de sus líderes como Cesar del Ángel y sus 400 pueblos, mostrando la miseria humana al desnudarse para comer. A esos que arremolinan, en camiones atascados de niños, ancianos, mujeres, jóvenes y sin ningún miramiento los exponen al sol, a la lluvia y al frio sin que la Comisión Nacional de Derechos Humanos voltee a ver. Esos discursos populistas, que no prenden ni un cerillo porque todo lo que dicen es mentira. Perdieron la credibilidad y con disculpas tardías no la van a recuperar. Todavía taladra el comentario racista de su hija Paulina: “la prole”, esa que paga los gastos costosos de la Gaviota, blanca paloma eximida por el Hobbit Virgilio, y de sus hijas e hijastras que pelean entre ellas, en traer las exclusivas modas de los más caros diseñadores internacionales y usan los aviones, como si fueran autos para trasladarse. Y otras más perlas que nos ridiculizan ante el mundo, como los desplantes de la Gaviota hacia EPN. México no tiene rumbo porque no hay timón y el capitán quién sabe en dónde anda, pero definitivamente no en lo suyo. Lo demás son patrañas.

*** “La proliferación de programas de reparto clientelar de “apoyos” es un mal de la nueva realidad de pluralismo político. Cada político inventa programas “sociales” que reparten algún beneficio con una intención electoral. Coneval tiene un inventario de casi 6 mil programas y acciones “sociales”.

*** Los veracruzanos temblando. No hay dinero y piensan en demandar a 750 mil personas de diferentes puntos del planeta y otros poderosos como Premios Nobel. Primero hay que bajarle a la deuda de casi 100 mil millones de pesos, más lo que se acumule, que nos dejará el gobierno de Duarte, el de Veracruz.

*** Es de revolcarse de la risa que los diputados priistas federales y sus aberrantes aliados verdes, pidan a la PGR resuelvan denuncian contra Migue Ángel Yunes Linares por ejercicio indebido del servicio público, peculado y enriquecimientos ilícito. Esos tres cargos en específico aplican para Adolfo Mota, Erick Lagos, Edgar Espinoso, Alberto Silva, Jorge Carvallo, Tarek y otros más. Primero que comprueben que sus fortunas- algunas descomunales como las de Carvallo y Lagos- que los veracruzanos conocen y padecen con 500 mil en la pobreza extrema, son bien habidas. Ladinos y cínicos. No tienen el aval porque son delincuentes. ¡Y todavía se sacan la foto!

*** Que sea delito autorizar asentamientos en zonas de riesgo, propone el senador Héctor Yunes Landa ya que el 78% de los mexicanos habita en zonas de alta peligrosidad, entre ellos los de Veracruz. Necesario castigar a funcionarios, que autoricen construcciones en este tipo de zonas y por ello está proponiendo modificar la Ley General de Asentamientos Humanos. Muy bien.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá que tomar. Hasta la próxima.