Apoyadas en el estudio “Violencia contra mujeres y niñas. Monitoreo de medios de comunicación en Veracruz”, diversas organizaciones de la sociedad civil han dado a conocer datos alarmantes que merecen la atención urgente de parte de la instancia competente en materia de prevención y erradicación de la violencia contra la mujer.

Araceli González Saavedra presidenta de la asociación Equifonía, ha señalado ante la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres de la SEGOB que en 2015 Veracruz acumula 73 víctimas, mientras que en 2014 fueron 74 mujeres asesinadas.

Ojalá sirva de algo esta dependencia de la SEGOB y su existencia no sea sólo un rimbombante nombre para justificar el ejercicio presupuestal; también se ve obligada la autoridad estatal  a activar los protocolos oficiales para decretar la Alerta de género,  no es cosa menor que la violencia contra mujeres se haya incrementado a niveles alarmantes y que los agresores se beneficien de la omisión e incluso de la complacencia del andamiaje judicial que tolera y se vuelve invisible ante tales agresiones.