La crisis financiera que afecta al gobierno del estado impacta severamente al sector salud en el que se atiende diariamente a cientos de veracruzanos de escasos recursos; en esos hospitales, si bien la atención profesional es la adecuada por la experiencia del personal médico y paramédico, no es posible asegurar lo mismo en los servicios colaterales como insumos para laboratorio, abasto de medicina y equipo médico fuera de servicio por falta de mantenimiento. La crisis va permeando hacia todos los hospitales, como ocurre en el regional “Valentín Gómez Farías, de la ciudad de Veracruz, en donde el suministro de alimentos se está complicando porque a la empresa “Lo mejor para hospitales SA de CV”, contratada para proporcionar los insumos alimenticios no se le han pagado sus servicios hace ya algunos meses y ese problema se refleja limitando el abasto.