duarte_herrera_int

Contraesquina Política
Por Fernando Martínez Plascencia
16 de octubre de 2015

Ordenar el relajo que hay en Veracruz será difícil, muy, muy difícil. Esta que no se creé en nadie, y mucho menos en las autoridades, y en las instituciones del gobierno de Javier Duarte De Ochoa. Lo de echar abajo lo del incremento del impuesto a la nómina, a estas alturas ya es lo de menos, sobre todo cuando aquellos que se quejaron, o al menos una parte de los empresarios veracruzanos ya fueron “planchados”, y se han sentado a comer con éste mal gobernante, en una clara muestra de servilismo. Los agarrara de pendejos, con el cuento de que ese dinero servirá para pagarles, ninguna duda cabe, pero bueno, esa es otra cosa.

 Lo interesante, interesante es el cinismo de JDO en decir que “no habrá tolerancia y serán castigados con todo el peso de la ley, quienes actúen al margen de su atribuciones “, es decir, aquellos que se han robado los recursos económicos. Quizá le creyéramos si Gabriel Deantes Ramos,y Vicente Benítez estuvieran en la cárcel. Ambos fueron despedidos por “traicionar la confianza del gobernador”, y de haberse apropiado de lo que no les pertenece, es decir, de los recursos públicos, fueron exhibidos, y luego rehabilitados, como Secretario de Trabajo en el Estado, y Oficial Mayor de la SEV respectivamente, o mínimo, que ambos devolvieran lo que se robaron, quizá, solamente así le creeríamos a este mal gobernante. Qué vergüenza, decir, una cosa, y hacer otra. Todos los días sale a la luz pública un nuevo robo en alguna área del gobierno del estado. Por eso JAVIDU, no te creemos, porque tus malas acciones te condenan, estas contaminado por la corrupción, pese a lo que digas, todos sabemos que el estado está hundido, y se debe a tanto robo, y saqueo del dinero público.

Sus cifras, las cifras de Javier Duarte, en materia de corrupción son demoledoras, nos reflejan el tamaño de la pudrición. Sin tomar en cuenta las amonestaciones, sanciones, apercibimientos, destituciones, y otros datos, son la vergüenza nacional. Nos dice con sus cifras, como nunca en la historia de Veracruz, que la putrefacción es más grande de lo que se creía, que todo el aparato de gobierno prácticamente está invadido de éste mal.

Dice que son dos mil quinientos treinta y tres funcionarios que son investigados por delitos de corrupción, de ese tamaño es el nivel de gobierno que tenemos. Es un nido de ratas, sin tomar en cuenta a sus protegidos, porque si no, la cifra aumentaría.

PRI estatal: Un nuevo dirigente apestoso.

Lo peor está por venir de concretarse la imposición de Alberto Silva Ramos, señalado por corrupción, y por haber dejado endeudado al municipio que gobernó, y que hoy, gracias a la complicidad que une al clan fidelista, pretende Javier Duarte hacerlo dirigente del PRI estatal, para tratar de imponer candidato, o al menos, tener margen de negociación en la designación del próximo candidato al gobierno del estado. Nada parece, podrá detener este nuevo golpe a una clase política pasiva, que no se manifiesta, que han dejado solos, que en nada ayudan a los senadores que se desgañitan en medio del desierto, que “hacen la lucha” por manifestar sus desacuerdos en la forma de conducir el destino de millones de veracruzanos. Con errores y aciertos de ambos, es cierto, pero algo hacen. Todos están en desacuerdo, pero no se unen en contra del clan de la corrupción, que mantiene como rehén, a voluntad y capricho, a los veracruzanos. Leves, y aisladas resistencias que no espantan al gordo. La llegada de Alberto Silva, de concretarse, terminara por deslegitimar a este gobierno corrupto.

Coatzacoalcos y Minatitlan también viven momentos tensos.

Reapareció el ex alcalde Marco Theurel Cotero, para colmo con una fundación que lleva su apellido. Ya no hay respeto a la autoridad actual. Maldición, el yerno de la peor rata que ha dado el municipio de Minatitlán, es decir, de la Lupe Porras, aquel al que le fueron canalizados recursos públicos a través de su empresa Secort Construcciones S. A de C. V., por más de cien mil pesos, para la construcción de un puente inexistente que uniría a Minatitlán con Capoacan, pero que nunca fue realizado, que solamente existió en la mente perversa de la nefasta ex alcaldesa para robarse ese dinero, y también el que había canalizado al ayuntamiento PEMEX, quiere también entrar al juego de la diputación local, o para lo que venga o le quieran dar, lo que le alcance pues con su fundación, que nace con su ambición personal. Anda el ex alcalde en las colonias haciendo su recorrido, repartiendo y regalando lo que se pueda, por dinero no hay problema, tiene demasiado, producto de su paso por la presidencia de Coatzacoalcos, y de sus contratistas preferidos, y la de sus empresas puestas a otro nombre para realizar, obras, a esas si no les fallaba el pago correspondiente en cada una de sus estimaciones. Eso sin tomar en cuenta, su paso por la Secretaria de Comunicaciones del gobierno del estado, ahí donde se manejaba el dinero, producto de la caseta de peaje del puente Coatzacoalcos I, dinero que debía ser canalizado a un Fideicomiso para la construcción del Túnel sumergido. Total, dinero hay bastante, se regala lo que no se ha ganado con el producto del esfuerzo y del trabajo.

 Esta familia, por Dios, parece que está hecha tal para cual. Ahí está el cuñado de Marcos Theurel, Cirito Porras, diputado local, este inepto también anda regalando cualquier cosa, ya sea una silla, un pizarrón, una lámina, un bote de pintura, dice el hijo de la peor rata del municipio de Minatitlán, que le preocupa mucho la educación, si como no, como si no supiéramos que lo que busca es otro hueso, porque el próximo año dejara de ser diputado, su ambición no tiene límites, dice querer mucho a su tierra, y cuando fue presidente del DIF, en tiempos de su nefasta madre, cuando llegaron las inundaciones, escondió las despensas y colchonetas para entregarlas posteriormente a sus más allegados. No, no tiene madre este infeliz. Su trabajo, su verdadero trabajo es vigilar el uso de los recursos públicos, no estar aprobándole todo a JDO, porque toda la miseria y pobreza de Veracruz tiene que ver con este tipejo, al convertirse en cómplice de Javier Duarte al permitirle, y aprobarle todo. Lo último de este diputadete es haber aprobado lo del incremento del impuesto a la nómina. Es tan miserable este estúpido diputado, que lo que según regala, no sale de su bolsa, todo se lo dan en el congreso local por concepto de ayuda a sus “gestiones”. No tiene llenadera, dijera el negro Fidel.

Esta es la familia que nuevamente quiere el poder para seguir fregando al pueblo. Unos en Coatzacoalcos, y los otros en Minatitlán. Qué poca madre……Acciones de ayuda, la manga que.

Por cierto, el consulado que le acaban de entregar al gran ladrón de FHB, en España, es un reconocimiento de EPN, a los funcionarios más ratas y saqueadores de Veracruz. Para nosotros los veracruzanos, es una vergüenza.

Pero acostúmbrese, dentro de poco a Javier Duarte de Ochoa le entregaran el “Doctor Honoris Causa”, por ser el gobernador más transparente, honesto y puro, de todos los gobernadores del país.

No totol, como dijera Severiano Sánchez López.