2577_3Contraesquina Política
Por Fernando Martínez Plascencia
22 de octubre de 2015

Nada bueno ha salido de la relación política perversa, en la que se encuentran muchos “jóvenes políticos” que llegaron con Fidel Herrera Beltrán. Alberto Silva Ramos es uno de ellos, heredero de la genética de la corrupción, es el ADN que los mantiene unidos, la semilla que no dará buenos frutos para la posteridad, porque el padre putativo está podrido del alma, del cuerpo y de la mente. Nada bueno se puede obtener de lo putrefacto. En la sangre de estos fidelistas corre la contaminación que carcome y aleja al ser humano de principios y valores, que velan más por sus intereses personales, más que por el bienestar de los ciudadanos, sí, de aquellos que les entregaron su confianza.

Sabedores pues, que para obtener poder se tiene que repartir dinero a manos llenas como lo han venido haciendo desde que empezó el maldito sexenio de la fidelidad, no dejaran de hacerlo, menos ahora, el objetivo de perpetuarse aflojara, y comprara conciencias, su permanencia radica en que nada trunque el asalto al edificio priista, es la escuela que les enseño el padre putativo de todos ellos, saben que hoy su futuro se juega con el que pretende imponer Javier Duarte.

Veracruz sumido en la miseria y la pobreza, y el clan de la fidelidad preocupados porque no se acabe la mina de oro. Erick Lagos, Edgar Spinoso, Gabriel Deantes, Vicente Benítez, Alberto Silva, Abdala Saad Antonio Tarek, Jorge Carvallo Delfin, Adolfo Mota, y otros más. Una maldita generación sin frutos que sirvan de ejemplo a futuras generaciones, están concebidos, y nacidos en corrupción, el hedor del pañal los delata. La relación pues, la de Javier Duarte de Ochoa y la de Fidel Herrera Beltrán está condenada a no dejar descendencia sana.

La urgencia de los diputados federales, pertenecientes a la misma familia, en pronunciarse para que el próximo dirigente sea Alberto Silva, es la clara muestra de la inmoralidad. Por donde se le quiera ver, es vergonzoso, sí, porque ellos no representan a todo el priismo. Lo hemos dicho en varias ocasiones, Javier Duarte de Ochoa no dejará llegar a ningún senador por las buenas, ni por las malas, ni a Héctor Yunes, ni a José Francisco Yunes. Esa es la verdad, y en este proyecto, Enrique Peña Nieto ha dado su aval para que así sea, desde que permitió la mini gubernatura de dos años.

Para calmar a los senadores les ofrecerán otras posiciones, ya de ellos dependerá si lo aceptan o no. En el ungimiento del Cisne no hay vuelta atrás, y usted vera a los senadores en el evento. Así es esto. Ellos ya conocen las reglas del juego. Ahora bien, lo de ser presidente del PRI es una cosa, ser candidato otra, pero ganar, eso sí estará en chino, y en ello no está contemplado Alberto Silva. La jugada es cínica, otro fidelista será, así parece, el candidato.

El primer paso para negociar la salida de este mal gobernante el próximo año ya está dado. Las voces que piden un basta a tanto abuso de poder, que por cierto, son pocas, no han sido suficiente para contener el proyecto de esta generación enferma, que no escatimara recursos económicos para continuar con el saqueo.

De las pocas voces en el sur, es Norberto Luna, personaje cien por ciento ligado a Héctor Yunes, las cosas las dice por su nombre, lo que ha estado mal del gobierno lo ha dicho sin ningún temor. El doctor es un incansable promotor social, reconocido ampliamente por los sectores políticos, y sociales más importantes del municipio de Minatitlán, es un hombre que sin nada a cambio, lleva la ayuda a quien más lo necesita, pero que además, ha sabido cultivar con su sencillez, la amistad de mucha, muchísima gente. Otro de ellos es Francisco Julián Montoya Zamudio, también gente de HYL. Conocido en toda la zona sur, con una experiencia política reconocida, se ha pronunciado en muchas ocasiones de lo que no le parece del gobierno actual, lo ha dicho de frente, y eso habla de gente confiable y seria. Carlos Montiel Cruz, es otro de ellos, siempre en la talacha política, es tiempo de tener otras oportunidades, ojala se la otorguen porque es un hombre comprometido con el proyecto Aliancista, experiencia la tiene, no de ahora, sino de muchos años. Pocos son los que se pronuncian, pero estos tres personajes son hasta el momento los que han dado la cara por el senador, pero que además, son personas leales a Héctor Yunes Landa.

Los aviadores de Javier Duarte.

Ahora resulta que los dos mil y tantos aviadores que “descubrió” Javier Duarte tienen la culpa del quebranto financiero de Veracruz. Que poca. La verdad, solamente un ignorante no se daría cuenta que esto de los aviadores aumenta cada sexenio, y que entran con el aval del gobernante en turno, ellos lo aprueban, y hasta indican en qué oficina se van a ubicar, no se vale que ahora salga JAVIDU que ellos son los culpables de tanta miseria y pobreza que hay en Veracruz. Digo, hasta los presidentes municipales hacen eso, de aviadores están llenas las oficinas en varios municipios del sur, es el pago de favores en campaña, lo malo es que tienen exorbitantes sueldos, que ponen al borde del quebranto económico a los alcaldes, pero si lo aceptaron, no se quejen que después no haya dinero ni para pagar la nómina. Que sirva de ejemplo la ineficacia del gobierno estatal en esto de los aviadores. En el ocaso de este mal gobierno, a alguien hay que cargarle la culpa del desastre que ha sido la administración de Javier Duarte de Ochoa.

“Ni narco, ni gay, ni adicto, ni ratero”: Fidel Herrera Beltrán. Dijera Adolfo Ruiz Cortines, expresidente de México, “te están acusando de ratero, no de pendejo” cuando le dijeron que su compadre estaba siendo acusado de ratero, aquel se defendió diciendo; no es cierto señor presidente, no tengo bienes ni nada que me pudiera señalar de eso.