Por Joel Hurtado Ramón
23 de octubre de 2015

Cuando el investigador Geroge Soros habló sobre la posibilidad de una tercera guerra mundial, muchas personas creían que era una figura retórica. Sin embargo, el actual jefe del Consejo de Discernimiento del Interés del Estado, el ayatolá Akbar Hashemi Rafsanjani, advirtió sobre el inicio inminente de una Tercera Guerra Mundial.

Para él, la razón es el aumento del terrorismo. El líder iraní culpó a los EE.UU. y la OTAN de fomentar este tipo de violencia en el Oriente Medio y el Norte de África.

“La amenaza del estallido de la Tercera Guerra Mundial, es por causa de los terroristas y grave”, advirtió Rafsanjani, quien fue presidente de Irán desde 1989 hasta 1997, durante una reunión celebrada con el Ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, informó el sitio Fars News.

Rafsanjani señaló que los responsables de esto son los Estados Unidos. “Estados Unidos y la OTAN invadieron Afganistán para erradicar el terrorismo y el narcotráfico, pero hemos visto que el terrorismo se ha ampliado en forma de Estado Islámico, Boko Haram y el Frente Al-Nusra en partes remotas del mundo, así como por Al Qaeda y los talibanes en Pakistán y Afganistán”.

El ex presidente iraní, instó a los países occidentales a dejar de apoyar el terrorismo y adoptar, en su lugar, medidas para combatirla. Convenientemente, sin embargo el ayatolá olvidó mencionar que Moscú y Teherán firmaron un contrato de alrededor de 800 millones de dólares para el suministro de 40 sistemas S-300.

El equipo será entregado, junto con otras armas, una de las primeras compras importantes que Irán hizo, después de los efectos por sanciones económicas y de haber firmado su acuerdo nuclear.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Italia Paolo Gentiloni saludó la propuesta referente a la necesidad de la lucha contra el terrorismo. “En mis reuniones con funcionarios iraníes e italianos mencionaré esto y espero que su propuesta sea un punto de partida a la hora de infligir una derrota histórica a los terroristas en las diferentes sociedades humanas”, expresó el ministro.

John R. Schindler, un exanalista de inteligencia de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA), haciendo referencia a un oficial de la OTAN de nacionalidad europea, escribió que este le había declarado que la tercera guerra mundial posiblemente comenzaría el verano pasado.

Schindler sirvió como analista de inteligencia en la NSA y oficial de contraespionaje entre 1996 y 2004. Entre 2005 y 2014 daba clases en materia de seguridad nacional en el Naval War College (Colegio de Guerra Naval) de EE.UU. Es autor de varios libros sobre terrorismo, tiene un blog titulado ’20 Committee’ y, entre otras cosas, es conocido por su postura altamente crítica contra las filtraciones realizadas por Edward Snowden y Glenn Greenwald.

A pesar de la notable trayectoria militar de Schindler y el contenido más que llamativo de la información que estaba dando, su aviso pasó prácticamente desapercibido para los medios convencionales. Tampoco causó furor entre los internautas: su mensaje recibió algo más de 700 retuits.

Puntos de tensión en el mundo no faltan. Expertos en materia de seguridad advierten sobre un posible conflicto entre la OTAN y Rusia, China y EE.UU., China y la India, las dos Coreas o el Estado Islámico y el resto del mundo.

El analista estadounidense Michael Snyder asegura que en Siria se está librando una “guerra de poder” y preparando el escenario de un conflicto mundial.

“¿Por qué Barack Obama ha lanzado desde el aire 50 toneladas de municiones en áreas controladas supuestamente por los ‘rebeldes moderados’ en Siria? Esto es esencialmente equivalente a meterle el dedo en los ojos a los rusos directamente. Gran parte de esta munición terminará en manos de aquellos a quienes los rusos están tratando de bombardear hasta el olvido, así que para Rusia parece que estamos tratando de hacer su trabajo mucho más duro”, afirma el analista estadounidense Michael Snyder en Infowars.

“La realidad es que no existen realmente ‘rebeldes moderados’ en Siria. Casi todos los grupos que luchan se componen principalmente de yihadistas radicales y/o mercenarios contratados”, recuerda. El columnista también advierte de que “está bien documentado que muchos de estos llamados ‘grupos rebeldes moderados’ han luchado junto al EI y les han vendido armas”. “Los rusos están haciendo lo que el Gobierno de Obama no quería o no podía hacer”.

“El Gobierno de Obama afirma que ha estado bombardeando posiciones del EI en Siria durante más de un año. ¿Era el Ejército de EE.UU. incapaz de encontrar las instalaciones del EI? No parece probable. ¿Por qué no fueron destruidos hace tiempo? ¿O es que el Gobierno de Obama no quiere que se destruyeran por alguna razón?”, plantea Snyder.

Según el articulista, lo que está claro es que “los rusos están haciendo lo que el Gobierno de Obama no quería o no podía hacer”.

Snyder sostiene que, al igual que el conflicto en Ucrania, la situación en Siria “corre un gran peligro de convertirse en una guerra de poder” y hace hincapié en que “muchos temen que estos conflictos puedan preparar el escenario para la Tercera Guerra Mundial”.

El papa Francisco remata afirmando que puede hablarse de una tercera Guerra Mundial que se desarrolla “por partes” mediante “crímenes, masacres y destrucciones”. El pontífice ha invocado la paz para detener la “locura bélica actual que crece destruyendo y trastornándolo todo”. También ha recordado que hay muchas víctimas porque convergen “intereses, estrategias geopolíticas y codicia de dinero y poder”.