Coca Cola, Pepsico y Nestlé son las empresas que más beneficios lograron de la disminución del impuesto a las bebidas endulzadas, incluido en la miscelánea fiscal y que acaba de aprobar la cámara de diputados.

Diversas organizaciones de la sociedad civil, agrupadas en la Alianza por la salud, cuestionaron la posición del PAN y del PRI, dijeron que estos partidos realizaron el trabajo sucio para beneficiar a las trasnacionales, que han asentado entre la población infantil de México a su mercado más amplio, ocasionando graves daños a la salud de la población desde temprana edad.