La cosecha de café veracruzano de este año estaría siendo gravemente afectada por la plaga de roya que padece este cultivo y que ante la falta de apoyos institucionales ha puesto en riesgo la economía de miles de productores que tienen en esta actividad su principal fuente de ingresos.

A la roya del café viene a agregarse  la ausencia de apoyos de las dependencias estatales y federales que definitivamente han abandonado a su suerte a los productores café y ante lo cual no tienen defensa ya que es raquítico el financiamiento al que podrían aspirar para enfrentar esta crisis.

Pero las cosas pueden empeorar si recordamos que los precios del café mexicano están vinculados a los movimientos internacionales que influyen para fijar el precio del café; en esta ocasión la producción cafetalera en Indonesia lograra mejores cosechas y su calidad estará superando a otro países exportadores del grano, y en consecuencia afectando al café mexicano.