224145_1Laura Morales/ Jesús Ruiz/ Veracruz- 2015-10-0311:04:05

Aumentar la tasa del Impuesto a la Nómina de 2 a 3 por ciento permitirá al estado captar cerca de 500 o 600 millones de pesos adicionales a los mil 500 o mil 800 millones de pesos recaudados al año, señaló Arturo Jaramillo Díaz de León, subsecretario de Planeación de la Secretaría de Planeación y Finanzas.

Rechazó que se trate de una tasa excesiva que lesione a los patrones, contrariamente se podrá acceder a mayor cantidad de participaciones federales.

“Cuando se hace la verificación del esfuerzo recaudatorio sí genera mayor competitividad de parte de estas entidades lo que les hace generar mayores ingresos por la distribución de participaciones de tal suerte que para poder acceder a mayores recursos por concepto de participaciones federales se tomó la iniciativa de analizar para reforzar el esfuerzo recaudatorio y los ingresos locales”.

Afirmó que lugares como el Estado de México, Nuevo León, Distrito Federal y Tabasco cobran el 3 por ciento a la nómina y son competitivos.

“Nosotros como todas las entidades federativas estamos en un esquema de trabajo de recaudación, hay una parte de la recaudación federal participable donde uno de los elementos que se llega a considerar para tener mejores factores de distribución es el esfuerzo recaudatorio que tiene que ver con el cobro de impuestos y derechos locales.”.

Cabe mencionar que las cámaras empresariales y colegios de profesionistas se pronunciaron recientemente en contra del incremento del impuesto a la nómina.

Exigieron que primero se transparente la aplicación de los recursos y luego se piense en aumentar la recaudación.

ECONOMÍA DE INVERSIONISTAS, AFECTADA POR IMPUESTO

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en el estado, Jesús Castañeda Nevárez, aseveró que fenómenos derivados de la inseguridad como el secuestro afectan la llegada de inversionistas, sin embargo la actividad económica se ve aún más perjudicada con políticas erradas como el incremento del impuesto a la nómina del 2 al 3 por ciento.

“La fuga o huida de empresarios es consecuencia de la inseguridad económica, más que a la inseguridad física (…), ya que en este contexto sabemos que el impuesto del 3 por ciento nos va a afectar puesto que se está perjudicando a los generadores de empleos”, dijo el líder empresarial.

Lo anterior luego de que trascendió ante los medios de comunicación el secuestro y liberación del empresario y vocal ejecutivo del Fideicomiso Público de Administración del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal, Gustavo Sousa Escamilla.

“Celebramos la liberación de Gustavo, pero no dejamos de reconocer que se viven momentos complicados en el estado”, expuso sobre esta situación Castañeda Nevárez.

El líder empresarial consideró que lamentablemente problemas como el secuestro se padecen en todos los estados del país, de ahí que sostuvo que la única forma de garantizar el crecimiento económico de Veracruz es generar estabilidad al sector empresarial, al menos en el ámbito económico.

“Creo que las inversiones responden a otro tipo de situaciones más allá de la inseguridad, es decir que responden a una estabilidad de política fiscal, estabilidad económica en el tema monetario y la actividad económica en donde se generen circulantes, ese es el mejor aliciente para que lleguen inversionistas”, opinó Castañeda Nevárez.

Así, insistió en que si algunos empresarios en Veracruz han pensado en dejar la entidad para buscar oportunidades en otros estados, dicha intención surge principalmente por las condiciones malas condiciones económicas que observan a nivel local.

El presidente del CCE insistió que la propuesta del 3 por ciento a la nómina que solicitó el gobernador al Congreso del Estado es un “impuesto absurdo”, mismo que los legisladores veracruzanos deben de analizar detenidamente antes de aprobarlo.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO