Pozos

Generará escasez de agua, advierten ambientalistas

Laura Morales

Veracruz- 2015-10-1015:16:10-

De los 949 pozos que se perforan con la técnica de fracturación hidráulica 349 se ubican en el estado de Veracruz lo que generará mayor escasez de agua a corto plazo y problemas a la salud, advirtió Alejandra Jiménez, representante de la Alianza Mexicana Contra el Fracking.

Dicha información fue dada a conocer tras un reporte que solicitaron al Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) donde revela que 172 pozos se ubican en la zona norte.

Dijo que del total 172 están ubicados en el municipio de Papantla, lo que mantiene en alerta a los habitantes de la zona del Totonacapan porque podrían aumentar los casos de cáncer ya que habrá liberación de gas metano.

Durante la rueda de prensa ofrecida en el buque Esperanza de Greenpeace, dijo que lejos de poder obtener energías limpias se liberarán emisiones radioactivas y cancerígenas, es decir, no solo se afectará el medio ambiente sino la salud de la comunidad.

“Con la reforma energética se da cabida a todas las empresas internacionales y queda diluida la responsabilidad. Estamos en una campaña permanente sobre los efectos nocivos de la técnica tanto a la salud y medio ambiente. Estamos buscando que las comunidades afectadas nieguen o prohíban estos proyectos de fractura hidráulica”, señaló.

Al agotarse los hidrocarburos en el mundo se está buscando el gas lutita o shale que es un hidrocarburo no convencional, que se encuentra en reservas geológicas de rocas arcillosas orgánicamente ricas y de muy baja permeabilidad.

Es un tipo de gas natural que, en lugar de encontrarse almacenado en “bolsas” bajo tierra, está enquistado dentro de bloques de rocas sedimentarias formadas a partir de materiales orgánicos.

El fracking es el proceso de fracturación hidráulica para la extracción del gas shale mediante el cual se inyecta el agua a presión con aditivos químicos para poder liberar el hidrocarburo en las profundidades del yacimiento.

Se hacen perforaciones en horizontal a través de las cuales se inyectan entre 4 y 10 millones de litros de agua mezclados con arena y aditivos. Esta agua se cuela entre las fracturas de la roca para arrastrar y absorber el gas y salir con él al exterior.

Este proceso combina perforación horizontal con un método llamado fracturación hidráulica.

La entrevistada advirtió que se libera gas metano que es una sustancia muy contaminante para el medio ambiente y las personas en su salud.

Se calcula que se requieren entre 9 y 29 millones de litros de agua para las operaciones de un solo pozo. Además los productos químicos que se añaden al agua y arena para fracturar la roca pueden filtrarse a los mantos subterráneos.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO