Es muy visible que el gobierno del estado despliegue la fuerza pública en contra de un grupo que demanda nuevas concesiones y que realizó este jueves un bloqueo en el centro de la ciudad de Xalapa, tal y como lo hacen todos aquellos que se quieren hacer escuchar; esta manera de atender las inconformidades es recurrente sólo en los casos donde los manifestantes no se encuentran bajo el patrocinio del propio gobierno.

Cabe hacer mención que los trabajadores del volante en su modalidad de taxi, han sido uno de los sectores que más ha sometido el partido oficial, obligados por el control político que se realiza en la entrega de concesiones para este tipo de trasporte, es en la actualidad el sector que sobrevive como aliado al PRI y a sus candidatos; ellos son los encargados de los operativos de traslado de votantes desde sus domicilios hasta las casillas electorales.